Deseamos a toda la Comunidad Islámica un Feliz Aid Al Fitr mubarak, para que todas sus súplicas y su ayuno sea aceptado por Dios Todopoderoso. Pueden escribir sus correos electrónicos a: elmuecinaustral@gmail.com

Buenas noticias coránicas, II parte


Parstoday/ En el Islam se recomienda a los seres humanos adherirse a los principios de sabiduría y a las creencias religiosas, para que puedan disfrutar de una vida pura en la que brillan las virtudes morales, sociales, culturales, políticas y económicas.


Básicamente, uno de los motivos de la revelación del Corán es salvar a los seres humanos de la oscuridad de la ignorancia, el politeísmo, el ateísmo y todos los anti-valores que llevan al hombre y a la sociedad a la desviación y el colapso.


Los profetas han venido para orientar al hombre hacia el espacio luminoso del conocimiento y la conciencia; el monoteísmo y todos los valores que abonan el terreno para la prosperidad de la vida material y espiritual del hombre.


Al respecto, el Corán dice dirigiéndose al profeta Muhammad (saludos de Dios para él y su familia): “Ésta es una Escritura que te hemos revelado para que, con permiso de su Señor, saques a los hombres de las tinieblas a la luz, a la vía del Poderoso, del Digno de Alabanza”.


En la cultura coránica, el hombre es un ser capaz tanto de alcanzar el más alto grado de la perfección y de poner al mundo bajo su dominio, como de caer al punto más bajo de la humanidad. Es el mismo ser humano quien debe determinar su destino final. El Corán describe al hombre como el sucesor de Dios en la Tierra y dice: “Él es Quien os ha hecho sucesores en la tierra y Quien os ha distinguido en categoría a unos sobre otros, para probaros en lo que os ha dado”.


En consecuencia, Él es superior a sus criaturas y posee una dignidad y honor inherentes. Lo importante es que el hombre comprenda su verdadero ser y esta dignidad y honor en sí mismo, desarrolle la Tierra con trabajo y esfuerzo y elija por voluntad propia la senda de la felicidad y se se encamine hacia él.


En el verso 18 de la sura “Los Grupos“, Dios anuncia buenas noticias a los seres humanos que eligen libremente el camino de guía y fe y dice: “¡Anuncia la buena nueva a Mis siervos, que escuchan la Palabra y siguen lo mejor de ella! ¡Ésos son los que Allah ha dirigido! ¡Ésos son los dotados de intelecto!


En este versículo, Dios primero anuncia buena nueva a los siervos y los describe como creyentes que escuchan las palabras de otros sin importar quién las dice y, con la fuerza de la razón y sabiduría, seleccionan lo mejor de ellas, sin dogmatismo y obstinación. Ellos buscan y son sedientos de lo justo; dondequiera que lo encuentren, lo acogen con todo corazón.


En el citado verso, el Corán menciona algunos puntos importantes: 1) Es necesario revisar las palabras y escoger la mejor de ellas; 2) No vale la pena escuchar palabras carentes de lo bueno; 3) El hombre es capaz de analizar distintas ideas e identificar y elegir lo mejor de ellas; 4) Abstenerse de cualquier imitación a ciegas en las ciencias divinas y en la comprensión de las realidades; 5) Disfrutar de la guía especial de Dios, depende de un adecuado esfuerzo para comprender las realidades.


Por lo tanto, el Corán reprocha fuertemente a las personas ignorantes que, al oír el mensaje de Dios, se tapan las orejas y se cubren la cabeza con una ropa, lo que confirma también el profeta Noé al quejarse ante Dios: “Siempre que les llamo para que Tú les perdones, se ponen los dedos en los oídos, se cubren con la ropa, se obstinan y se muestran extremadamente altivos”.


También en la época del profeta Muhammad (la paz de Dios sea con él y su sagrada familia), algunas personas para no dejarse llevar por la atracción e influencia de los versos del Corán, se metían los dedos en los oídos para no oír la palabra justa. Pero como el gran profeta estaba muy interesado en guiar a los engañados y politeístas, sufría de los que hacían oídos sordos a las realidades.


El versículo 19 de la sura “Los Grupos” expresa el hecho de que este mundo es el mundo de la libertad y el examen, y cualquiera, por voluntad propia, elige el sendero recto o la desviación y dice: “Aquél contra quien se cumpla la sentencia del castigo... ¿Podrás salvar tú a quien está en el Fuego?”


Diferentes religiones prohíben a sus seguidores estudiar y revisar las palabras de otros, ya que, por la débil lógica que sufren, temen que la lógica de otros llegue a prevalecer y les quite sus seguidores. Pero como se dijo en los versículos de la sura “Los Grupos”, el Islam ha implementado en este caso la política de "puertas abiertas" y considera que los verdaderos siervos de Dios son aquellos amigos de la investigación; no temen escuchar a los demás ni se dan por vencidos incondicionalmente ni ceden a cualquier tentación.

Básicamente, una escuela con una poderosa lógica, no tiene por qué tener miedo de lo que dicen otros; los que tienen miedo son gente débil e irracional.


Al mismo tiempo, este versículo deja fuera del grupo de los dotados de intelecto y de los guiados, a aquellos que con los ojos y oídos tapados aceptan cualquier palabra sin condiciones, y ni siquiera eligen ni indagan la comida que quieren tomar, algo que sí lo hacen los animales. Y considera que son merecedores de estos dos calificativos (los dotados de intelecto y los guiados) aquellos que no padecen de los extremos de rendición incondicional, ni de dogmas secos e ignorantes.

De hecho, estos versículos apuntan al libre pensamiento de los musulmanes y a su elección en distintos asuntos. En lugar de posicionarse en contra de la palabra justa, la gente sabia, primero la escucha y después de encontrar lo justo, cede ante ella, lo que de por sí es un signo de la razón y sabiduría. Según el Corán, estas personas son aquellas que han sido guiadas por Dios y se cuentan entre los sabios.

El juicio y la sabiduría se consideran el capital más importante del hombre para distinguir entre el bien y el mal. Con la fuerza del juicio y la sabiduría, se puede superar el dogmatismo y la obstinación y rescatar el pensamiento de las restricciones y los puntos muertos de las ideas. Aquellos que buscan y son sedientos de la verdad, dondequiera que la encuentren, la acogen basándose en la sabiduría y la conciencia y sacian su sed bebiendo de su manantial.

Así es, este es el signo de un verdadero musulmán y un creyente buscador de lo justo. De hecho, los siervos, con la fe en Dios, escogen de entre todas las palabras aquella que sea la mejor y la obedecen. El llamado de Dios es el llamado a lo mejor, y la mejor invitación de Dios es la que hace su profeta. Entonces, la mejor obediencia significa acatar la Revelación y los llamados del Mensajero de Dios (la paz sea con él y su familia). Y lo más importante es cumplir con estos mandamientos y enseñanzas.


El imam Ali (saludos sean para él) al expresar los niveles de la fe, el ateísmo y el politeísmo, explica los deberes de cada uno de los miembros del cuerpo humano, y explica el deber del oído de esta manera: “Lo que debe hacer el oído es escuchar el recuerdo a Dios, escuchar la recitación de los versos del Corán y abstenerse de escuchar lo que enoja a Dios, que dice: “¡Anuncia la buena nueva a Mis siervos, que escuchan la Palabra y siguen lo mejor de ella! ¡Ésos son los que Allah ha dirigido! ¡Ésos son los dotados de intelecto!”
Share:

Podcast El Muecín Austral

Calendario islámico

  • Junio 2020
  • 25 de mayo: Aid ul Fitr de Ramadán.
  • 8 de junio: Martirio de Hazrat Hamza (P).
  • 18 de junio: Martirio de imam Sadeq (P).
  • 23 de junio Natalicio de Hadrat Fátima Ma'suma (P).

Artículos y ensayos

El destacado

El regreso a la “Fitra” en armonía con la divinidad a partir de los principios espirituales

Roberto Chambi Calle (1) : La pandemia del Coronavirus, las amenazas de guerra, las injusticias, el abuso y la humillación contra los...