Musulmanes chilenos condenan el vil asesinato del general iraní antiterrorista, Qasem Suleimani

07 diciembre 2019

Retazo de la vida de Su Santidad Fátima Masuma (P)

0 comments
Debido a su presencia bendita, la ciudad se ha convertido en un centro de aprendizaje Shia, destino de miles de estudiantes musulmanes de más de 100 países del mundo.
El 10 de Rabi Al Sani del año 201 de la hégira lunar falleció unas de las más queridas damas de la familia de profeta del Islam, y falleció en Qom en el año 201 de la hégira cuando iba camino a Tus para visitar a su hermano el Imam Rida (P).

Ella es Fátima conocida como Masumeh (saludos sean para ella), hija del imam Musa Kazem (la paz sea con él), y hermana del imam Reza (la paz sea con él).

La personalidad de esta gran dama, a lo largo de la historia, siempre ha sido atendida por sabios y ulemas religiosos. Ahora, en el aniversario de su fallecimiento tenemos la ocasión de estudiar brevemente algunos fragmentos de la vida de la hazrat Masumeh.

Hazrat Masumeh, hija del Hazrat Musa Kazem, nació para ser un ejemplo para las mujeres y hombres que están buscando la verdad y la perfección. Ella fue un personaje que dio origen a las bendiciones y muchas dignidades, de modo que muchos ulemas y líderes religiosos se rinden ante su grandeza y su ciencia, en deuda y a favor de esta gran dama de los dos mundos.

La Hazrat Masumeh, al crecer bajo la sombra de un padre y hermano erudito, conocía mucho sobre las ciencias islámicas. Pero no duró mucho esta compañía, porque durante su niñez, se enfrentó con el martirio de su padre, el imam Musa Kasem, en la prisión de Harun al Rashid, califa cruel Bani Abbas.

La Hazrat Masumeh, durante los últimos años de la vida de su padre, fue privada de visitarlo y aprovechar de su existencia y, por eso, más que nunca se aferró a su hermano, el Hazrat Reza. Este amor y efecto aumentó después del martirio de su padre.

Después de la muerte de Harun, califa abasí, y del califato de su hijo Mamoon, se redujeron un poco las presiones contra la familia del Profeta. Porque Mamoon, después de tomar el poder, necesitó fortalecer las bases de su gobernación y en este camino recurrió a la astucia y la venganza. Los usurpadores del califato, tanto Bani Omayeh como Bani Abbas, tuvieron más miedo de la familia del Profeta.

Aunque, en general, les torturaron, molestaron y finalmente les hicieron mártires, Mamoon por su interés en los recursos de los iraníes, que en general estaban muy interesados en la familia del Profeta y los imames, no podía aprisionar al imam Reza, como a su padre para torturarlo, por ese motivo utilizó otro método.

Mamoon decidió enviar al imam Reza a Marve, centro de su gobernación situado en el noreste de Irán, y trató de ser amigo del imam Reza, para valerse de la postura científica y social de este Hazrat a fin de justificar sus hechos. Con el exilio del imam Reza en Marve, se acabaron los dulces momentos de la vida de la Hazrat Masumeh. Ella después del martirio de padre se volvió muy dependiente del cariño de su hermano, y el viaje impuesto y su alejamiento era algo que no podía soportar.

Había pasado un año del viaje de Imam Reza a Marve, y la Hazrat Masumeh, junto a un grupo de sus hermanos, emprendió un viaje a Irán para visitar su hermano. En este momento informaron al califato cruel que una caravana de la familia de Profeta iba camino a Marve para visitar al Imam Reza. 

Entonces el califa, que tenía miedo por la presencia de esa caravana en Marve, preparó su tropa para evitar que llegue a su destino.

La ciudad de Saveh, en el norte de Irán, era iluminada con los pasos de la caravana de la familia del Profeta, cuando las tropas de Mamoon, la atacaron y causaron el martirio de 23 personas que acompañaban a la Hazrat Masumeh.

El dolor por la muerte de sus hermanos y sobrinos fue muy fuerte para la Hazrat Masumeh, que ya había sufrido la tristeza por la ausencia de su padre y luego el alejamiento de su hermano. Entonces, debido a este nuevo acto tirano y cobarde de Bani Abas contra su familia, se enfermó, pero, según algunas personas, fue envenenada.

Ella, durante su enfermedad pregunto: ¿Cuál es la distancia a Qom? Dicen que 10 leguas (farsakh), le respondieron. Ella dijo: llévenme a Qom porque he oído de mi padre que la ciudad de Qom es el centro de nosotros, los chiíes.

Sobre el motivo de la enfermedad y la muerte anticipada de la Hazrat Masumeh se ha dicho que una mujer, la envenenó en Saveh. Considerando el ataque de los enemigos de la familia del Profeta a los compañeros de la Hazrat Masumeh y el martirio de algunos de ellos en Saveh y su marcha hacia Qom, es aceptable la versión del envenenamiento de esta Hazrat. De todas formas la caravana enlutada de la familia del Profeta, llegó a Qom.

Pero aquella dama generosa no resistió más de 17 días en Qom y murió el 10 de Rabi al sani del año 201 de hégira lunar. La Mano de Dios hizo que el mausoleo de esta gran partidaria del Wilayat e Imamato, perdure por siempre, como un grito de enfrentamiento contra la tiranía e injusticia y que inspira a los seguidores verdaderos de la familia del profeta en la historia.

En la corta vida de los 28 años de la Hazrat Masumeh y de su residencia de 17 días en Qom, hay muchas cosas destacables, por ejemplo, aunque las situaciones geográficas no eran adecuadas en esta ciudad, se convirtió en el centro de la atención de los seguidores de la familia de la Hazrat Masumeh. El centro teológico de Qom se fundó por la bendición de su existencia, y gracias a las virtudes de aquella gran dama. Hasta ahora miles de estudiantes se han graduado en el Centro Teológico de Qom, donde los rayos de esta prominente mujer ha permitido más luz al mundo del Islam.

Su mausoleo en Qom se ha convertido en un lugar respetable para los peregrinos. Le han dado muchos títulos, entre ellos, Sediqe, y Mohadese. Sediqe se refiere al carácter de su sinceridad. Masumeh fue el título que la daba su gran hermano, el Imam Reza, y que significa "pura" , aplicado a quien no comete pecado, y Mohadese alude al hecho de que ella pronunciaba los hadices de sus abuelos. Asimismo, conforme a los escritos islámicos, le decían Karime , es decir, generosa , refiriéndose a que ella vivía generosamente bajo las enseñanzas islámicas, y nunca se había desviado de la dirección correcta.

Actualmente, con el paso de muchos siglos, su mausoleo en Qom se ha convertido en un santuario que es visitado por miles de peregrinos enamorados.

El hecho de que su tumba se encuentre en Qom, ha sido el motivo de que se hayan formado centros islámicos en esta ciudad, por lo cual muchos interesados en este tipo de ciencia se concentran en ella. En el seno de los mismos centros se han criado grandes figuras del mundo islámico, tales como el Imam Jomeini: Un personaje que causó profundos cambios en la época contemporánea.

"Quien peregrina al mausoleo de mi hermana Masuma en Qom, es como si hubiera peregrinado a mi mausoleo".

La dama Fátima Ma'suma, la honorable hija del Imam Al Kazim el séptimo Imam (a.s).

Fátima, hija de Musa Ibn Ya'far, conocida como Fátima al-Ma'suma (P), es la hija del Imam Kazim (P) y una de las mujeres más honorables y virtuosas de Ahlul-Bait (P). 

Ella está enterrada en la santa ciudad de Qom y según las narraciones, visitar su santuario tiene muchas recompensas, entre ellas entrar al Paraíso.

En fuentes antiguas, no se ha mencionado la fecha exacta de su fallecimiento. Sin embargo, en los libros históricos que fueron escritos más tarde, se afirma que ella falleció el día décimo del mes de Rabi’ al-Sani, cuando contaba con 28 años.

[1] Algunos también han registrado, el día 12 del mismo mes como la fecha de su fallecimiento.

[2] Por este triste acontecimiento, los shiítas celebraron un funeral honorable para ella y enterraron su bendito cuerpo en un jardín que pertenecía a Musa Ibn Jazray (donde actualmente está su santuario). 

Se ha narrado, que cuando se preparó su tumba, la gente buscó a alguien que fuera digno para colocar su cuerpo en la tumba; ya que ninguno de los parientes cercanos de la señora Ma'suma (P) estaba presente en su entierro. Una vez elegida esta persona quien era un anciano piadoso llamado Qadir; de repente aparecen dos jinetes enmascarados desde el desierto, y comenzaron a realizar la oración fúnebre y otros rituales de su entierro. Una vez completada la sepultura, se montaron sobre sus caballos y se fueron sin hablar con nadie.

[3] Musa Ibn Jazray colocó un toldo por encima de la tumba, y más tarde en el año 256, Zainab, la hija del Imam Jawad (P), vino a visitar la tumba de su tía (Señora Ma’suma) en Qom y ordenó construir una cúpula sobre ella.[4]

Notas:

1. Anyom Foruzan, pág. 58

2. Mustadrak Safinat al-Bihar, pág. 257

3. Tarij Qom, pág. 166;Biharul Anwar, tomo 48, pág. 290

4. Muntaha al-Amaal, tomo 2, pág. 379

La historia de la emigración de Fatima Masumah a Qom, Irán

En el año 200 d.H. el Califa abbasí Al-Ma’mûn, invitó al Imâm Ar-Ridâ (P) a Jorasán (región situada en el noreste  de Irán), quién aceptó la invitación en contra de su  voluntad dirigiéndose hacia esa región acompañado por una caravana enviada por el califa. Transcurrido un año del exilio del Imâm  Ar-Ridâ (P), Fátima Masûmah (P), con la esperanza de  ver una vez más a su querido hermano y acompañada por otros de  sus hermanos y sobrinos , partió rumbo a Jorasán. Durante  el viaje la caravana  fue muy bien recibida por  la  gente de  las  ciudades  y regiones por las cuales transitó. Aquí fue donde Fátima  Ma‘sûmah (P), al igual que su amada tía Zaînab (P) hizo llegar a los oídos de toda  esta gente creyente  y musulmana el mensaje de humildad y la situación de aislamiento  en la cual se encontraba  su  hermano; así  como su  oposición y la  de  Ahl-ul Bait  (P) hacia el gobierno opresor  de los abbasíes. Fue  por eso que cuando la caravana de Fátima  Ma‘sûmah (P) llegó a la  ciudad de Sâvah, un grupo de opositores de  Ahl-ul Bait  (P), respaldado  y apoyado  por los subalternos del gobierno, atacó la caravana  enfrentándose con los acompañantes de ésta Señora. 

Como  consecuencia, la  mayoría de los hombres de la caravana fueron martirizados, inclusive se dice que Fátima  Ma‘sûmah  (P) fue  envenenada. Sea lo que hubiese sido, ya fuese  por la pena  y desconsuelo de este infortunio o como consecuencia del veneno ingerido, Fátima Ma‘sûmah (P) enfermó, y puesto que era imposible continuar el viaje hacia  Jorasán, pidió a sus  acompañantes que se dirigieran hacia la ciudad de Qom . Preguntó: 

 “¿A qué distancia se encuentra Qom de Sâvah?”. Le informaron.  Continuó diciendo:

 “Llevadme a la ciudad de Qom, ya que escuché  a mi  padre  decir estas palabras: “La ciudad de Qom  es el lugar donde se encuentran mis Shî‘as”. 

Cuando los mayores de Qom  se enteraron de la buena nueva, se apresuraron  para recibir a la hija  del séptimo Imâm  (P), y mientras Mûsâ Ibn Jazraÿ, el más anciano del clan Ash‘arî, jalaba las riendas del camello de esta gran  Señora, la muchedumbre, a pie y a caballo, rodeaba al rumiante que llevaba en su lomo  a Fátima Ma‘sûmah (P). Fue aproximadamente el día 23 de Rabî‘ul Awûal que esta gran Señora entró a la Ciudad Santa de Qom. Entonces, en un lugar llamado hoy  en día “Maîdân Mîr”, se detuvo el camello frente a la casa de Mûsâ Ibn Jazraÿ y la gran dama  dio a este hombre el honor de ser su invitada. 

Durante diecisiete días vivió  en esta ciudad; tiempo que se dedicó a orar y suplicar  a Dios, Bendito sea. En el lugar donde rezó esta gran Señora, fue construida una escuela de Teología Islámica llamada  “Madrasah Sittîah”  (Escuela de la Dama  Inmaculada); y la habitación donde oraba Fátima  Ma‘sûmah es conocida como  “Baît An-Nur”  (la Casa de Luz), que hoy en día es visitada por sus fieles. 

Cuando la gente y los sabios se enteraron de su entrada, se pusieron felices y vinieron a darle la bienvenida a la hija del Profeta (s.a.w.), ya que para ellos su presencia era una bendición por parte de Dios. Pero aquella honorable no vivió más de 17 días en Qom y se trasladó al otro mundo. Pero aún cuando han transcurrido muchos años de este acontecimiento han quedado las bendiciones de su presencia en esta ciudad por sus fieles. Al lado de su mausoleo, se estableció una gran escuela religiosa (Hawza) donde está considerado un lugar para quienes buscan la verdad y las enseñanzas islámicas. Su mausoleo en Qom se ha convertido en un lugar respetable para los millones de peregrinos que la visitan durante todo el año. 

Cada año, cientos de peregrinos vienen de todas partes del mundo para rendir su homenaje a esta noble dama del Islam. Vienen a presentar sus respetos a esta noble dama de la Familia Profética (a.s.) de acuerdo a confiables narraciones de tres Sagrados Imames (a.s.) que se citan a continuación: 

Tradiciones de los imames de Ahlul Bayt (P)

Del 6° Imam Yafar as-Sadiq (a.s.):"Una dama de entere mis hijos, cuyo nombre será Fátima, hija de Musa, morirá en Qom. En el dia del juicio esta dama intercederá por todos mis Shías (partidarios) para entrar en el cielo". 

Del 8° Imam Ali al-Ridha (a.s.):"Quien visita a Masuma en Qom es como aquél que me ha visitado". 

Del 9° Imam Muhammad Taqi al-Yawad (a.s.):"Quien visita a mi tía en Qom entrará al Paraíso".

El Imam Yawad (P) dijo: “Quien visita la tumba de mi tía, la señora Fátima Ma'suma (P) en Qom, con el amor y el conocimiento de su verdadera posición, será uno de los habitantes del Paraíso.

Finalmente, el día 10 de Rabî‘ Az-Zânî (y según lo narrado por otros, el día 12 de ese mismo mes), del año 201 d.H., antes de que sus ojos se iluminasen por ver a su  querido hermano, en un lugar lejano y sufriendo una gran pena, cerró para siempre sus ojos al mundo, dejando de esta manera enlutados a sus seguidores...

¡La paz sobre contigo oh Fátima Masumah!

Fuentes: Parstoday/ ABNA / Wikishia