• Lo más nuevo

    El petróleo no vale más que la sangre del pueblo yemení; la felonía de los medios neoliberales

    Por: Sdenka Saavedra Alfaro [1] 

    Después de los ataques perpetrados a la petrolera Aramco el pasado 14 de septiembre[2], en respuesta y en legítima defensa [3]de los más de 4 años de agresión e invasión saudí y aliados hacia la República de Yemen, los medios de comunicación corporativos y financieros mediante los mainstream[4], solamente reflejaron los informes en torno al aumento del precio del petróleo en el mercado mundial, tendencia que de acuerdo a varios analistas el único y el gran beneficiario es la misma monarquía árabe, debido a un incremento del barril de petróleo que reportó un alza de casi el 20 %, el mayor incremento en tan corto tiempo desde 1991.

    “Una tendencia que no se detendrá según analistas y traders de JP Morgan, Rapidan Energy, Eurasia group, debido a la confirmación de que los arreglos a la infraestructura y normalización del suministro tomarán más tiempo de lo esperado, incluso semanas. Para dichos expertos, los barriles de crudo Brent y WTI seguramente llegarán a cotizarse en casi USD100 dólares”[5].

    Sin embargo, debemos aclarar que ninguno de estos medios corporativos, hizo alusión a que este ataque se originó como represalia a toda la brutal continua agresión provocada por Arabia Saudita y sus aliados, que llevan adelante por más de 4 años, específicamente desde el 25 de marzo de 2015, invasión que ha causado la muerte de más 91.600 personas por los combates, además de 84.701 niños fallecidos por hambre y 2.556 personas por la peste del cólera[6], todo generado por 19.278 bombardeos aéreos, navales y terrestres de los que un 33,86% ha apuntado a objetivos civiles como granjas, mercados, barcos de pesca y hasta fiestas familiares; un 31,89% a objetivos desconocidos y solo un 34,25% a blancos militares.

    Además, añadir a todo ello, que este exterminio y toda esta aniquilación, ha obligado a casi el 15% de la población (alrededor de 4,3 millones de personas) a huir de sus hogares, esto incluye a 3,3 millones de personas que permanecen desplazadas en todo el país, mientras el 70% de la población (20 millones de habitantes) padece hambre, en lo que se ha denominado "la peor crisis humanitaria del mundo en la historia", como ya lo habíamos señalado[7]; pues pese a que la propia ONU, advirtió sobre la catástrofe humanitaria que está atravesando Yemen, país que encabeza la lista desastrosa de 4 países africanos donde más de 20 millones de personas se enfrentan a la inanición y al hambre, los cazas de la coalición liderada por Arabia Saudita y sus aliados habían ya intensificado sus ofensivas aéreas, recordando que solo en los 11 meses transcurridos desde el inicio de 2018 han perdido la vida unos 28 182 yemeníes, lo que representa un aumento del 68 % en comparación con 2017. El mes más violento de la guerra saudí en Yemen fue por otra parte con 3058 muertes registradas, conforme al informe de Acled, el mes pasado (noviembre de 2018), el último del que pueden darse cifras completas[8].

    A todo ello se hace necesario también señalar que ninguna prensa internacional ha mencionado; pues al parecer el petróleo vale más que la sangre humana, que entre los civiles que no tienen absolutamente nada que ver con este total genocidio contra la República de Yemen se encuentran los más débiles, los más inofensivos, víctimas mortales de esta invasión del régimen saudita y aliados, que de acuerdo a Save the Children aproximadamente 85,000 niños yemeníes menores de 5 años pueden haber muerto de hambre y enfermedad desde el estallido de la guerra civil del país en 2015[9].

    “Save the Children basó sus cifras en las tasas de mortalidad por casos no tratados de malnutrición aguda grave, o SAM, en niños pequeños. Por cada niño muerto por bombas y balas, docenas se mueren de hambre y es completamente prevenible. Los niños que mueren de esta manera sufren enormemente a medida que las funciones de sus órganos vitales disminuyen la velocidad y finalmente se detienen”[10].

    Por otro lado, también dejaron de mencionar que el informe Mundial de Human Rigths Watch, señaló que la invasión de la coalición de Arabia Saudita y aliados hacia Yemen, además de haber llevado al país a la peor catástrofe humanitaria, ha cometido numerosas violaciones de las leyes del Derecho Internacional con sus crímenes de guerra que hasta ahora no son juzgados[11].

    “Lo Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y otros proveedores de armas han arriesgado la complicidad de los abusos a través de la venta de armas a Arabia Saudita, y que, sin un cambio dramático a la situación, más de la mitad de la población de Yemen estará en riesgo de morir de hambre”

    “En lugar de arriesgarse a la complicidad en el próximo ataque aéreo a una boda o a un autobús lleno de niños, los Estados Unidos, España, el Reino Unido y Francia, deberían decirlo a Arabia Saudita que la venta de armas no continuará hasta que los crímenes de guerra se detengan"[12].

    Y en ese sentido debemos también manifestar que estas medidas violentas, esta masacre, este asesinato inhumano contra el pueblo inocente de Yemen, en particular contra los niños, son considerados crímenes de guerra, genocidio[13], en este caso sobre la población más inocente como lo dijimos, los niños, y es justamente lo que ha hecho y  está haciendo Arabia Saudita y sus aliados; al haber comprado armas de países occidentales como: España, Estados Unidos o Reino Unido como ya lo ha señalado Human Rigths Watch, cosa que tampoco mencionaron los medios corporativos.

    Y no sólo eso, pues los ataques aéreos de la coalición árabe han causado la mayoría de las muertes civiles contabilizadas en tres años de guerra como consecuencia directa de los bombardeos contra áreas residenciales, mercados, funerales, bodas, escuelas, prisiones, barcos civiles e incluso centros médicos, y en ese sentido, Amnistía Internacional ha documentado más de 36 bombardeos que "podrían constituir" violaciones y crímenes en virtud del derecho internacional[14].

    Y además recalcar una vez más que esta invasión inhumana por parte de Arabia Saudita y sus aliados hacia el país más pobre del mundo como lo manifestamos, está llevando a la muerte a toda una generación de niños, y si no se detiene, a más generaciones que están enfrentando múltiples amenazas, cuyos enemigos ya no sólo son las bombas, sino también el hambre y las enfermedades prevenibles como es el cólera o la difteria; sin embargo, eso tampoco lo manifestaron, pues como lo hemos comprobado a los medios corporativos lo único que les importó fue la subida incontrolada de los precios del petróleo y sus implicaciones para la economía mundial, en lugar de mostrar al mundo el origen, las causas, y la verdad de los hechos, sobre la realidad inhumana que día a día vive la República de Yemen, pues como ya lo habíamos señalado ni la propia  ONU puede parar los ataques de Arabia Saudita y sus aliados y así parar la terrible hambruna a la que han llevado, denunciando la complicidad de esta Organización, misma que ha reconocido su incapacidad de combatir el hambre de ese país, con esto constatamos que esta organización no fue creada para salvaguardar y proteger los intereses de la humanidad; sino que fue creada por los todos poderosos, los amos y señores, las élites que continúan saqueando tierras, devastándolas, empobreciéndolas, asesinando tanta gente inocente, como los niños, víctimas inocentes de su carroña, que los ha llevado a la peor crisis mundial de inanición. Y esta cruda realidad en lugar de mejorar, se está agravando, pues recientemente un nuevo bombardeo perpetrado por la aviación saudí contra una mezquita en la provincia de Omran, en el norte de Yemen, provocó la muerte de al menos cinco miembros de una misma familia[15], sumándose a las tantas muertes que ha llevado la coalición saudí y sus aliados contra Yemen.

    Con todo lo anteriormente mencionado estamos siendo testigos del exterminio, la aniquilación de la población civil por parte de Arabia Saudita y sus aliados, a Yemen, esta República, ¡muere ante los ojos del mundo!, además de ser testigos manifiestos del papel que juegan los medios corporativos de comunicación en servicio de los amos y señores del mundo; y en la medida que no intervengamos en defensa del pueblo yemení, seremos cómplices silenciosos de este exterminio, pues “el crudo no vale más que la sangre del pueblo yemení”, y cuando se busque al culpable de estos ataques contra la "economía del mundo", ya sabemos directamente a quién apuntar, y en palabras de Chambi, contrariamente hoy teniendo una normativa internacional “sólida” como los Convenios de Ginebra y sus protocolos -para el caso de análisis- más pesan los intereses de poder para contralar territorios, recursos y personas, soslayando el valor verdadero de la vida humana, haciendo referencia a la constante violación flagrante al Derecho Internacional Humanitario por parte de Arabia Saudita y sus aliados contra el pueblo yemení[16].

    Todos derechos reservados.

    Se permite copiar citando la referencia.

    www.islamoriente.com

    Fundación Cultural Oriente


    [1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.

    [2] https://www.hispantv.com/noticias/yemen/438091/arabia-saudita-ataque-petrolera-aramco

    [3] El Derecho Internacional como todo sistema jurídico, pretende establecer entre los sujetos, un orden basado en reglas de derecho que sustituyan la ley del más fuerte así mismo la legítima defensa aparece reconocida en el Art.51 de la Carta de la ONU. Chambi Calle Roberto, Prado Herrera Gianni, “Introducción al derecho internacional público”; Grafsol, La Paz-Bolivia, 2008.

    [4] Hoy los medios corporativos de comunicación hacen pleno uso de su poder mediático para determinar los gustos y pensamientos de la sociedad de masas, las mismas que muchas veces como ovejas toman lo verdadero por lo falso, guiados y a la vez segados por estos medios, el término mainstream proviene del anglicismo “main” que significa principal y “stream” corriente o flujo.

    [5] www.hispantv.com “Arabia Saudí: el gran ganador de los ataques a  Aramco”; (18 de septiembre de 2019).

    [6] https://mundo.sputniknews.com/blogs/201909211088751512-el-culpable-de-los-ataques-en-arabia-saudi-es-arabia-saudi/

    [7] Saavedra Alfaro Sdenka, “El islam detrás del velo. Análisis desde la visión boliviana en Medio Oriente”, Aciabol; La Paz-Bolivia, 2018.

    [8] https://www.acleddata.com/2018/12/11/press-release-yemen-war-death-toll-now-exceeds-60000-according-to-latest-acled-data/.

    [9] https://www.savethechildren.org/us/about-us/media-and-news/2018-press-releases/yemen-85000-children-may-have-died-from-starvation

    [10] Ídem.

    [11] https://www.hrw.org “Los crímenes de guerra de la coalición liderada por Arabia Saudita y sus aliados no son hasta ahora juzgadas”; (enero 17 de 2019).

    [12] Ídem.

    [13] https://www.hispantv.com/noticias/yemen/385018/onu-arabia-saudita-ataque-muertos-heridos.

    [14] www.eldiario.es “Así una Arabia Saudí las armas que le venden países como España”; (08/09/2018).

    [15] https://www.hispantv.com/noticias/yemen/438497/ataque-arabia-saudita

    [16] www.islamoriente.com  Roberto Chambi Calle, "La violación flagrante al Derecho Internacional Humanitario por parte de Arabia Saudita y sus aliados contra el pueblo yemení".

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.