• Lo más nuevo

    En los días de Hach (Unidad en Hach)

    Musulmanes asisten a la Peregrinación (Hach)
    Una de las principales funciones del Hach, la Peregrinación Mayor, es la ceración y consolidación de la unidad entre los musulmanes de todo el mundo.

    La gran agrupación del Hach y sus prácticas y rituales singulares están en marcha. Aquellos que aman a su Dios son invitados a Su mesa y experimentan indescriptibles momentos. En esta agrupación única, se observa una bella escena de unidad musulmana, en la que cientos de miles de personas se reúnen para reanudar lazos de amistades y fortalecer las relaciones entre ellos, en el marco del obedecimiento de un mandato de Dios. 

    Ciertamente, el Hach puede considerarse el ritual más sorprendente del Islam. Esta peregrinación, como algunos otros rituales islámicos, no tiene solamente un aspecto individual, sino que la peregrinación y la adoración la realizan una multitud en plena armonía. Podemos decir honestamente que en ninguna otra religión existe un ritual religioso tan glorioso como el Hach. Las masas de seguidores del Profeta Mohamad (la paz sea con él) se unen en un momento y lugar específicos para celebrar un rito trascendental, que destaca por eliminar las distancias y unir los corazones. En la ceremonia de peregrinación se muestra la forma más alta de coalición de corazones.



     El Hach goza de distintas dimensiones. Este gran congreso islámico, al revivir su dimensión política, puede desempeñar un papel destacado en la geografía política del mundo y provocar el despertar, el orgullo y la unidad de la comunidad islámica. La solidaridad de las naciones y, por  ende de los gobiernos, en Hach, concluye en una manifestación de dignidad y poder religiosos, la cual proclama al mundo que los musulmanes se enfrentan a la invasión contra las tierras islámicas y contra al pensamiento de los musulmanes en defensa de los valores religiosos e islámicos.



    Al respecto, Hisham ibn Hakam dice: “Le pregunté al Imam Sadiq (P) sobre la filosofía de Hach y Tawaf (circunvalar la Kaaba) y respondió: Dios creó a estos sirvientes... y les dio órdenes a favor de la religión y del mundo, incluida la comunidad de personas del Oriente y el Occidente (en la peregrinación) decretó que los musulmanes se conocerían bien... y para que la gente supiera del Profeta y sus noticias, la gente los recordara y nunca se olvidará”.



     Desde el punto de vista del sagrado Corán, los seres humanos han sido creados sobre la base de la naturaleza monoteísta y la sociedad humana fue inicialmente una comunidad y nación unificadas, pero las divisiones entre ellos hicieron que Dios enviara a los profetas para resolver estas diferencias y dirigir a las personas hacia el monoteísmo, la naturaleza monoteísta y la formación de una única comunidad. En este sentido, las enseñanzas e instrucciones de los profetas divinos han sido dirigidas por una sola causa y provienen de una sola fuente, vinculando así a las naciones que los siguen, incluidos los judíos y los cristianos, con los musulmanes, convocando a todos al monoteísmo, la profecía y la resurrección, y la solución pacífica de las disputas entre ellos, la unidad religiosa y la solidaridad.



    En la aleya 103 de la sura La Familia de Imran (Alí Emran) leemos:



    Aferraos al pacto de Alá, todos juntos, sin dividiros. Recordad la gracia que Alá os dispensó cuando erais enemigos: reconcilió vuestros corazones y, por Su gracia, os transformasteis en hermanos; estabais al borde de un abismo de fuego y os libró de él. Así os explica Alá Sus signos. Quizás, así, seáis bien dirigidos.



    Bajo la luz de las instrucciones del Profeta del Islam (P), los musulmanes basados en la creencia central del monoteísmo, establecieron una comunidad islámica llamada 'Umma' para eliminar las causas de las divisiones y los límites falsos entre los individuos. El Profeta puso a los inmigrantes musulmanes y los ansar (ayudantes) bajo los pactos del Islam para crear la unidad entre la Ummah islámica. La carta de estos tratados acercó a los musulmanes y fortaleció los lazos religiosos y los fundamentos religiosos de las organizaciones y reuniones populares. En este sentido, las enseñanzas del Islam allanaron el camino para la unidad y la convivencia entre los musulmanes. La peregrinación del Hach es una de estas enseñanzas que reúne a todos en el marco de una adoración gloriosa y constructiva.

    El Imam Jomeini (Que descanse en paz) consideró al Hach como el gran lugar de encuentro de los musulmanes que debería ser el centro de la manifestación del poder del mundo islámico y un factor para la unidad de la nación musulmana. Es apropiado que, en este gran congreso, los eruditos y los pensadores de la ummah discutieran y eliminaran las causas de las divisiones. Desde el punto de vista del Imam Jomeini, el desacuerdo en varios campos, incluida la jurisprudencia islámica y la ley islámica es algo normal. Como dice el gran Profeta del Islam: “La diferencia entre mi Umma es la misericordia. Pero si esta divergencia sale de su órbita original, es peligrosa y será abusada por los que sembrar discordia y finalmente debilitará a los musulmanes”.

     La comprensión y la integración basadas en intereses comunes han sido experimentadas por muchos países civilizados y avanzados. Hasta que la comunidad europea en forma de Unión Europea, después de la formación del Parlamento Europeo y el Mercado Común, tras reforzar los ámbitos políticos y económicos comunes y debilitar los puntos negativos y divisivos, llegó incluso a la unión monetaria y la eliminación de las fronteras a favor de los intereses de los Estados miembros. Hoy en día, con el desarrollo de la comunicación y el desarrollo científico e industrial y la proximidad de las naciones, se han proporcionado diferentes áreas de cooperación para que los musulmanes tomen decisiones conjuntas basadas en intereses y objetivos comunes. En este sentido, la Gran Conferencia de Hach es el mejor Foro Internacional Islámico y puede usarse para criticar varios puntos de vista en diferentes campos, para confirmar y fortalecer puntos comunes, y para resolver problemas divisivos de las sociedades islámicas.

    En este sentido, el Imam Jomeini afirmó: “Sí ojalá se cumpla esa unidad entre los musulmanes y los gobiernos islámicos —que ha ordenado Dios y su gran profeta— los gobiernos de los países islámicos con el apoyo de sus naciones, pueden tener un conjunto ejercito defensivo para conseguir el más fuerte poderío en el mundo… y esperamos que los gobiernos de la región, aparte de cualquier idioma, raza y rama, solo bajo la bandera del islam, piensen en eso y lo planean”.

     El conocimiento y la comunicación entre los peregrinos en el Hach es otro beneficio importante de este gran congreso islámico, que sirve como la presentación de la situación interna de cada país. Sin enredarse en las noticias distorsionadas de los medios de comunicación occidentales, los peregrinos pueden escuchar directamente sobre los acontecimientos del mundo islámico e intercambiar opiniones sobre las amenazas del mundo islámico.

    Por lo tanto, si la peregrinación de Hah se realiza como pide el  Islam y llamó el profeta Abraham al mundo, fortalecerá la dignidad de los musulmanes así como los cimientos de la religión ante los enemigos y en rechazo de los ateos del mundo.

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.