• Lo más nuevo

    Especial con motivo de la conmemoración del martirio de Su Santidad, el Imam Hadi (P)

    La comunidad chií de todo el mundo se viste de luto el día 3 del mes de Rayab (séptimo del calendario islámico de la hégira lunar), por el aniversario del martirio del Imam Ali al-Naqi (la paz sea con él). 

    Hace 1182 años, en el año 254 de la hégira lunar, este Imam fue envenenado por orden del entonces califa abasí Al-Mu'tazz, envidioso de su sabiduría y de la amplia popularidad entre los musulmanes de este descendiente del Profeta del Islam, Hazrat Mohamad (P). 

    Conocido como Hadi (guía), el décimo Imam de los chiíes dedicó su vida y su imamato, de 33 años, a la exégesis y propagación de los principios del auténtico Islam por todo el mundo, convirtiéndose en referencia científica, espiritual y política a la comunidad islámica. El Imam Ali al-Naqi (P), cuyo mausoleo se encuentra en la ciudad iraquí de Samarra, nació a mediados del mes de Dul-hiyya (duodécimo mes del calendario islámico) del año 214 en la ciudad de Medina, situada en Arabia Saudí. 

    La historia del Islam es testigo de la presencia de los grandes que no escatiman nada para avanzar en el camino de las sabidurías divinas y el conocimiento con el fin de alcanzar la felicidad y la prosperidad. Ahlul Beit, la casa de la familia del profeta, está encima de estos  grandes que trataron después del profeta, como una luz iluminada, limpiar la sombra de ignorancia de la faz de la humanidad.  Hoy estamos en el aniversario del martirio de Imam Ali al-Naghi, uno de los miembros de la familia de profeta. Él en su era fue ejemplo  para todos en cuanto a la ciencia, la piedad y la búsqueda de perfección. Damos el pésame en este día por esta pérdida y, con saludos para Mohamad  y sus descendientes, les invitamos a escuchar algunos fragmentos de la vida del Hazrat Hadi.

    Entre los muchos títulos de Ali al-Naghi, uno que disfruta de una iluminación especial es "Hadi" que significa orientador. De hecho, este Imam fue quien orientó a los extraviados en la ignorancia hacia la luz de la felicidad divina. Debemos ocuparnos de la historia del Imam Hadi (p) en Medina y su  reputación para entender por qué lo denominaban así. El Imam Hadi es el segundo Imam que tomó la responsabilidad del Imamato a una edad muy temprana. El Imam Hadi, en el año 212 de la hégira lunar, nació en un barrio llamado "Seria" de Medina,  y tras el martirio de su padre, el Imam Mohamad Taghi (la paz sea con él) asumió la  orientación  de la gente en el año 220 de la hégira lunar.

    El Imamato de aquel Hazrat fue muy duro por la presencia de sus enemigos, especialmente los gobernadores abasíes, y por eso, desde los primeros días trataron de separar al Imam de la gente. El califato Bani Abas no tuvo más remedio que controlar al Imam Hadi  desde el periodo de su niñez, así que pidió ayuda a uno de los ulemas más famoso de aquella época, Abdula Jonaidi , quien con el pretexto de educar al Imam, que en aquel entonces tenía 8 años de edad, lo controló en Seria y obstaculizó su relación con la gente, pero en poco tiempo el Imam Hadi influyó tanto en Abdula Jonaidi que este erudito confesó  la grandeza del puesto de Imam y finalmente creyó en su Imamato.

    Una persona llamada Mohamad ibne Saeed dijo: un  día viernes vi a Jonaidi y le pregunté sobre aquel infante que educaba. Él me miró enojado y me respondió: "aquel niño es un gran jeque de Bani Hashem, y juro por Dios que donde quiera que esté lo apoyaré científicamente hasta el punto que me dado cuenta de que yo existo solo para cuidarlo... Él me ha abierto la puerta de la verdad. A veces le pido recitar un sura del Corán y él  con una voz agradable recita las aleyas que me quedo sorprendido. ! No sé de dónde tiene tanta sabiduría! La gente piensa que yo lo educó mientras que yo me aprovecho de sus conocimientos. Juro por Dios que él es la mejor persona en la tierra y la mejor persona que Dios ha creado". Un ejemplo así en la vida del Imam Hadi, buenamente aclara su papel orientador.

    El Imam Hadi, durante los años que estuvo en Medina, influyó tanto entre la gente que sorprendió a amigos y enemigos. Este Imam reinó en las almas del pueblo que provocó envidia y celos. De los que se pusieron celosos fue Abdulahiben Mohamad, el Imam de la plegaria de la Mezquita del Profeta, que se puso furioso por la influencia popular del Imam Hadi.  Este hazrat desplegó muchos esfuerzos para frenar los abusos de los califas de aquel entonces. Escribió una carta al  califa abasí Motevakel, que no evitó ninguna acusación contra el Imam.  Motevakel tampoco podía soportar la situación social del Imam en Medina y envió a  Yahya ibne Hersame junto a  3mil personas a Medina para que llevara obligatoriamente al Imam Hadi a Samerra, en el norte de Bagdad.

    Sabtibne Jozy habla así sobre el evento de la presencia de Yahya ibne Hersame en Medina:  "cuando llegó con su gente a Medina, el pueblo gritó y lloró y esos gritos y llantos no reflejaban nada menos que el temor por la vida del Imam Hadi, parecía que aquel día era como el Día de la Resurrección. Sin duda este caso no era un asunto sencillo y tenía que haber sido bien pensado y tener mucho cuidar mucho cuidado para llevarlo a cabo,  porque Motevakel abasí, con todas sus maldades, para separar al Imam Hadi de la gente de Medina actuó muy cuidadosamente y con muchos engaños porque el  Imam tenía un lugar elevado entre el pueblo. Si no hubiera miedo de la respuesta de las fuerzas partidarias del Imam hacia el representante enviado por parte de califato, él nunca habría enviado a tres mil hombres junto con Yahya. Todo esto es signo de la influencia del Imam Hadi en el alma de la gente de Medina.

    El Imam Hadi durante su presencia en Medina trató de explicar y extender las bases de las creencias y la cultura  del Islam y, así mismo, orientó a los musulmanes. Aquel Hazrat, desde las fuentes puras del Imamato, sació a los sedientos y buscadores de la justicia. También, desde el día que fue obligado a vivir en Samerra, durante 18 años, estuvo  bajo la observación y el fuerte cuidado de gobernadores abasíes.  A pesar de este férreo control, él jamás dejó de orientar a los musulmanes, especialmente a sus seguidores, y desempeñó su papel de orientación con los más difíciles esfuerzos. Cada vez más aumentaba la presión de los califas crueles sobre el Imam, pero él con inteligencia encontraba el camino para seguir orientando a la gente. Así que el Imam Hadi se enfrentó indirectamente con los califas crueles de su era. Él, cada oportunidad conveniente, mostraba la ilegalidad del gobierno abasí, evitó que  los musulmanes cooperen con ellos, excepto en los casos necesarios. Estas acciones revelaron la cara de los califatos crueles y corruptos a la gente. Por las condiciones duras durante la presencia del Imam Hadi en Samerra, la relación directa del Imam con sus seguidores no era posible, por eso estableció una red para mantener una relación conectiva con sus seguidores. Uno de los objetivos de esta red fue dar a  conocer al pueblo sus pautas por medio de las personas que tenían contacto con el Imam Hadi. El aumento y la dispersión de los discípulos del Imam en diferentes ciudades cercanas y lejanas, y la pluralidad de referencias, así como la falta de acceso debido a las restricciones y los controles contra el Imam, obligó a este hazrat a nombrar en los centros donde vivían los chiíes determinados s representantes y abogados para trasmitir  información a la gente.

    Entre otros papeles clave del Imam Hadi en la orientación de la comunidad destaca el fortalecimiento de los centros científicos. El Imam Hadi, tras conocer a las personas, atrajo a las personas con talento y les ofreció la luz del conocimiento.  Aunque la presión por parte del gobierno obstaculizaba el acceso de los sedientos de la ciencia y la sabiduría a esta fuente del conocimiento, los buscadores de la sabiduría de cualquier manera posible visitaban a su líder para aprovechar de este océano infinito de sabiduría y ciencia. El número de los alumnos destacados de aquel Hazrat llegó a 185 personas. Todos eran considerados sabios y grandes de su era. Personajes como  Abdulazim Hasani e ibne Sekit Ahvazi iluminaron la escuela del Imam Hadi.

    El Imam Hadi, considerado  muy por encima de las corrientes teóricas del pensamiento de la comunidad hizo todo lo posible para enfrentar las desviaciones. Un grupo llamado Yabarieh durante la época del Imam Hadi se enfrentó con la desviación.  Ellos creían que los hombres ante esta idea vana se resistían y lo rechazaban con razonamiento y lógica.

    A pesar de que el Imam Hadi en Samerra estuvo bajo una custodia muy fuerte y en este camino sufrió mucho,  nunca se rindió ante los crueles. Este caso fue muy terrible para los califas abasíes. Por eso el único camino para apagar la luz de orientación fue matar Imam Hadi. Este hazrat fue encarcelado y soportó muchas veces la tortura física y psicológica en el camino de Dios por propagar los ritos del Islam. El año 254 de la hégira lunar, cuando tenía 42 años, el Imam Hadi fue envenenado por orden de Motazez, el decimotercer califa. Hoy 3 de rayab, que coincide con el aniversario de martirio del Hazrat Hadi, damos e pésame nuevamente el aniversario del martirio del Imam Hadi y les invitamos a escuchar a una frase de este hazrat:

    Perdonar y dar las gracias a Dios son factores que ayudan a lograr la felicidad y benevolencia en este mundo y el más allá.

    En la naturaleza, las plantas emergen del suelo y la lluvia de la primavera les da vida. En esta estación todo se vuelve verde y hermoso, las flores y las frutas cubren la naturaleza.

    El hombre ve toda esta grandeza y belleza, que llena de aroma la vida, de tal forma que a veces se olvida que todo esto es signo de Dios. Sin embargo, la abundancia de bendiciones, bellezas y milagros de la creación describen a Dios y son signos de sus decretos y sabiduría. Es hermoso que al ver las manifestaciones de la vida, las personas nos pongamos a la luz de las bendiciones divinas y las aprovechemos.

    En esta conmemoración del martirio del Imam Hadi (la paz sea con él), el querido nieto de Profeta del Islam. El Imamato es una bendición que Dios otorga solo aquellos que están dispuestos a expresar sus signos, como la fe y el monoteísmo. Así que la responsabilidad de los imames divinos, como sellos de Dios y sus califas en la tierra no se limita a explicar e interpretar el Corán. El ámbito de su responsabilidad es amplio e incluye a todos los seres humanos. Los imames son como soles cuya luz es la misma para todos, pero si algunas personas, voluntaria o inconscientemente, se niegan a usar esta luz, se desvían del camino verdadero. Los imames, a través de sus pautas, dan vida y frescura a las plántulas secas.

    Sin duda los miembros de Ahlul-Beit son los portadores y herederos de la revelación, tesoreros de la fuente del conocimiento y la sabiduría. Por eso los seguidores de la Casa de Mohamad (P) tratan de pensar y vivir de acuerdo con las enseñanzas de estos hombres prominentes.

    El Imam Ali ibn Mohamad, conocido como Hadi o Naghi es uno de estos sublimes que fue martirizado en Samara el 3 de rayab (séptimo mes del calendario islámico) del año 254 de la hégira lunar  en Yamadi al-Akbar.

    Reciban nuestras condolencias, estimados lectores, y vamos a dar una mirada a su pensamiento y vida orientadora.

    Saludos a ti ¡Oh Abol-Hasan!, orientador y luz iluminada de Dios... soy testigo líder mío, que tú eres guía de Dios para la gente... tu eres la base y el guardián de la religión de los creyentes que se refugian en ti.

    El Imam Hadi nació la segunda mitad del mes de Zi-hayeh del año 212 de la hégira lunar en un suburbio de Medina en una región llamado Sarria. Su padre fue el Imam Yavad (la paz sea con él) y su madre Samaneh Mogharabieh, una dama virtuosa de la historia. Este gran sublime, después del martirio de su padre, asumió el Imamato durante 33 años. Uno de los ejes principales del Imamato es el conocimiento del Imam mediante el cual salva a la humanidad de los caminos de destrucción. El carácter científico del Imam Hadi se había formado desde el periodo de su niñez y antes de que asumiera el Imamato. Responder a las dudas de creencia durante las discusiones científicas y educar a alumnos destacados son ejemplos claros de la alta posición académica del Imam Hadi, que se esforzó por identificar y atraer a las personas hábiles y formarlas de acuerdo con los principios islámicos y dotarlos de todos los conocimientos necesarios.

    Aunque la presión del gobierno sobre el Imam Hadi obstaculizaba el acceso de los sedientos del conocimiento, los buscadores de la sabiduría de cualquier manera posible visitaban a su líder para aprovechar de este océano infinito de sabiduría y ciencia. El número de los alumnos destacados de aquel Hazrat llegó a 185 personas. Todos eran considerados sabios y grandes de su era. Abdulazim Hasani era uno de los que se iluminó con los rayos de la escuela del Imam Hadi. Él tenía numerosas cartas del Imam Hadi sobre cuestiones de creencias religiosas y políticas que respondían a las dudas del pueblo.

    El Imamato del Imam Hadi coincidió con el periodo de seis califas abasíes, como Motasem, Wasegh, Motavakel, Montaser, Mostain y Motaez. Tal como se sabe, la vida de los imames transcurrió en medio de cambios, avatares y problemas creados por gobernadores tiranos y crueles, pero ninguna de estas dificultades obstaculizó la realización de los deberes de aquellos sublimes. Entre ellos, la vida del Imam Hadi también fue prueba de fe y sumisión a Dios y de resistencia ante los problemas.

    Cuando Motevakel tomó el poder recibió diferentes cartas de la gente de la Meca y Medina que mostraban su inclinación al Imam Hadi. Así que sintió temor de que aquel Hazrat se subleve, por lo que le invitó viajar a Samarra, (en el centro del califato) a fin de mantenerlo cerca y controlarlo y también frenar su misión cuando lo considerara necesario. Como consecuencia, el Imam Hadi se vio obligado a viajar a Samarra. Los califas abasíes con esta acción querían separar al Imam Hadi del pueblo. Aunque el Imam Hadi vivió en una región militar fuertemente controlada bajo la supervisión de agentes del gobierno, no solo no se redujo su popularidad sino que, por el contrario, aumentó el número de sus seguidores y fieles, incluso, en países lejanos del mundo del Islam.

    La era del Imam Hadi fue caracterizada por la difusión de nuevos pensamientos y la entrada de cuestiones intelectuales y filosóficas. El surgimiento de diferentes escuelas de pensamiento religioso y científico dio lugar a discordias y luchas, pues cada una quería imponer sus ideas. Por esta misma razón, la mayor parte de la actividad del Imam Hadi estuvo dirigida a explicar y analizar las bases del Islam. En aquel tiempo, ideas vanas habían entrado también en los círculos islámicos. El Imam Hadi se esforzó mucho por tratar de aclarar las mentiras que se habían planteado en nombre del Islam y presentaba a la comunidad la escuela noble del Islam, libre de cualquier desviación y pensamiento nulo. Por supuesto, todas estas tareas las realizó bajo la espada aguda y sangrienta de seis califas abasíes, que no estaban de acuerdo con su misión. Sin embargo, ahora, las joyas del tesoro de las palabras de aquel Hazrat están grabadas en nuestra alma.

    Conocer a Dios en su más elevado grado es una bendición de sus creyentes selectos, hombres perfectos, que han crecido en el seno de la familia de la revelación y dignidad; si alguien conoce a Dios y tiene fe en Él entiende que el manifiesto de la grandeza de Dios de la boca de los miembros de Ahlul-Beit tienen otro significado, ya que ellos son más completos, perfectos como fuentes seguras de la revelación.

    Desde la perspectiva de la alta cultura del Islam, después del conocimiento de Dios y la creencia en el monoteísmo, la devoción y la adoración a Dios dan un importante puesto a los devotos. De modo que no se puede imaginar qué elevado este puesto para la gente. El Imam Hadi para explicar el puesto de devoción dice: "Quien evita desobedecer al Señor y quien obedece a Dios hacen que los demás le obedezcan y quien realiza la orden de su Creador no tiene miedo de la furia de los creyentes y quien causa el enojo de su Creador, ha de saber que no está exento de la furia del pueblo".

    El Imam Hadi para explicar este puesto, alude a un punto clave y dice que si una persona pone la devoción de Dios como eje de su vida, logrará una seguridad que le garantiza la formación de sus relaciones sin preocupaciones. Actuar de acuerdo con lo que ha ordenado el Señor pone al ser humano en el camino de devoción, así dibuja este Imam el camino que deben seguir las personas. En este mapa, la satisfacción de Dios es el eje de todos actos de los hombres y garantiza la felicidad en este y el otro mundo. La devoción tiene tanta importancia que el Hazrat Ali (la paz sea con él) en este terreno se sentía orgulloso de su devoción ante su creador y, al respecto, ha dicho:

    "¡Oh mi Dios! Es suficiente grandeza para mí ser Tu siervo, y es suficiente honor para mí que seas mi Señor. ¡Tú eres como deseo, entonces, haz de mí lo que deseas".

    En las pautas educativas del Imam Hadi, para eliminar algunas características desagradables, se alude a los terrenos y las raíces del orgulloso. Aquel Hazrat indicó que si los buscadores de la ciencia entienden que solo son una gota del océano de la ciencia nunca se vanagloriarán de su conocimiento. En este caso, se dirigirán hacia el camino del crecimiento. Imam Hadi para explicar este asunto decía que el egoísmo no permite al hombre alcanzar la ciencia y convoca al orgullo. De acuerdo con sus consejos valiosos, cualquier persona en el camino de llegar a la perfección y puestos elevados no debe negarse a recordar a Dios ni el día de la Resurrección pues de lo contrario se enfrentará a la corrupción, y olvidar a Dios conlleva a que se olvide de sí mismo y pierda su objetivo en la vida.

    A veces, se piensa esto ¿se puede relacionar lo malo con lo bueno sobre el futuro? El Imam Hadi en el enfrentamiento de las ideas y tradiciones nulas producto de la ignorancia realizó muchos esfuerzos para explicar y responder a las preguntas de sus compañeros.

    Hasan ibne Masood narró: fui a visitar a mi líder el Hazrat Abulhasan al-Hadi y le conté que ese día me habían ocurrido varios sucesos desagradables y amargos, me había cortado un dedo y también tenía una herida por un incidente con mi cabello. Por esta razón, creía que, por todas estas molestias, era un mal día para mí. Pedí a Dios que me evite estos malos días. El Imam Hadi, al respecto, me aconsejó: "que culpa tienen los días que ustedes sean castigados por sus culpas y sus actos incorrectos porque son pesimistas, de hecho, Dios omnipotente recompensa y castiga el comportamiento en este mundo y en el más allá".

    Damos el pésame el aniversario del martirio de Imam Hadi y suplicamos a Dios que nos orienta en el camino iluminado del Profeta y su Ahlul Beit.

    #martirio #ImamHadi #conmemoración #Islam 

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.