La Fiscalía nacional de Chile investiga 26 muertes producto de la represión gubernamental contra manifestantes desarmados y de personas civiles, una de las cuales recibió una golpiza por parte de Carabineros en plena vía pública.

31 enero 2019

Primera universidad islámica en Italia

0 comments
A pesar de la intensificación de la islamofobia en Europa, los musulmanes de diferentes países europeos intentan introducir las justas enseñanzas islámicas a través de diversas acciones y métodos.

Giampiero Paladini, un cristiano que recientemente se convirtió al islam en Italia, creó la primera universidad islámica en la ciudad de Lecce, Italia. Paladini, de 58 años, nació en una familia católica, pero después de años de investigación, se convirtió al islam en 2012. Fundó la primera Universidad Islámica de Italia (Università Islamica d'Italia) en 2015, después de un largo esfuerzo.

En respuesta a una pregunta sobre su conocimiento respecto al Islam, Palladini dijo: "Si alguien reconoce profundamente a la sociedad occidental, que tiene problemas ideológicos, busca una manera diferente. Me di cuenta de que en el Islam, a diferencia del cristianismo, se puede hablar directamente con Dios. Me convertí al Islam y elegí el nombre islámico de Khalid. Cuando me convertí al musulmán, me di cuenta de que eso es el camino correcto para acercarme a Dios. Nadie me obligó convertirme al Islam, sino que ser musulmán es una gran bendición por Dios Todopoderoso para Sus sirvientes".

Le preguntamos a Palladini, ¿Cómo te salió la idea de establecer una universidad islámica mientras que en los últimos años y tras la llegada al poder del partido ultraderecha en Italia, se intensificó la islamofobia y las propagandas antiislámica de los políticos en Italia?

Palladini respondió: "La idea inicial de este trabajo se formó en 2010, pero no se materializó por varias razones hasta que decidí fundarla en la ciudad de Lecce en 2014". Lecce, en el sur de Italia, conocida como Florencia del Sur, tiene una población de aproximadamente 100,000 habitantes. La Universidad Islámica de Italia se inauguró en octubre de 2015.

En torno a los problemas que enferntaba para fundar esta universidad, Paladini afirmó: además de los problemas que tuvimos para obtener la autorización, nos efentamos también con la oposición de la población local. En ese momento, hubo ataques terroristas en París y Sydney. Por otro lado, la ola de inmigrantes musulmanes de África y Medio Oriente a Italia había provocado preocupación entre la gente. En general, hubo poco espacio para la apertura de una universidad islámica en Italia. El fundador de la Universidad Islámica de Italia agregó: "Debemos considerar y responder a las preocupaciones de la gente". Además, la ayuda de algunos países musulmanes como Catar y Kuwait para suministrar los costos de la construcción de esta Universidad había aumentado la preocupación sobre la promoción de opiniones extremistas. Pero yo creía que, en tal condición, la apertura de una universidad islámica podría ser la mejor manera de promover una mejor comprensión del islam y de contrarrestar los prejuicios contra esta religión. Creo que esto fue lo correcto para crear un espacio de discurso y comprensión mutua. En mi opinión, esta universidad confronta el odio religioso y es como un puente filosófico entre los dos mundos del islam y el cristianismo.

En torno a los cursos y las carreras que se enseñan en esta universidad Palladini afirmó: "La universidad tiene una capacidad de recibir a 5,000 personas, y además de impartir cursos islámicos como la interpretación coránica, el idioma árabe, la teología y la jurisprudencia islámica, acepta al mismo tiempo a estudiantes en las facultades de agricultura, medicina y aeroespacial. También tenemos cursos en Artes, Ciencias, Agricultura y un curso superior en economía islámica e internacional. Nuestra universidad no es para la formación de académicos islámicos, sino que sus puertas están abiertas para todos. Cumplimos con la ley italiana, por ejemplo, los estudiantes son libres de usar hiyab. Esta universidad no tiene restricciones de inscripción, y todos los miembros de cualquier religión, política, raza o género pueden registrarse.

Desafortunadamente, ante los esfuerzos de algunos musulmanes que viven en Europa para crear reconciliación y la convivencia entre musulmanes y cristianos y para presentar las verdaderas enseñanzas del Islam, los medios de comunicación y las instituciones políticas y de seguridad de Europa continúan esforzándose por presentar al Islam como una religión que propaga el extremismo y el terrorismo.

En Berlín, un conductor de un automóvil atacó a peatones en la víspera de Año Nuevo, en la que cuatro personas resultaron gravemente heridos. La policía local en Berlín ha declarado que, según las primeras investigaciones, el ataque se basó en una naturaleza racista y estaba dirigido a contrarrestar a los inmigrantes. El autor es un conductor de 50 años que primero intentó atacar a un peatón, pero después de que el peatón escapara, decidió conducir su automóvil hacia la multitud que se encontraba más lejos dispara para celebrar la Nochevieja.

Según la policía alemana, durante el ataque, cuatro resultaron gravemente heridos, entre ellos sirios y afganos. Si el autor del incidente era musulmán y las víctimas del incidente fueron algunos cristianos, ahora existía una ola de noticias sobre la naturaleza terrorista del ataque. Pero ahora los medios de comunicación y la policía no lo toman en serio, y los políticos anti-islamistas no toman ninguna postura. Los medios de comunicación y los gobiernos occidentales, donde los individuos musulmanes realizan actos violentos, vinculan de inmediato esa violencia y los actos criminales con las enseñanzas islámicas. Pero si un cristiano o un judío o un seguidor de cualquier otra religión realizan el mismo tipo de acción violenta, no vinculan el delito con la religión del autor y lo limitan a un acto violento. Eso es política de noticias de los gobiernos y los medios de comunicación occidentales para introducir al Islam como una religión que promueve el extremismo y la violencia.

Se puede observar otro ejemplo de esta política de noticias en las escrituras de los islamólogos en los muros de mezquitas en Alemania.

Si tal acción se había realizado en los muros de las iglesias o en las sinagogas, se produciría una ola de noticias sobre el aumento la propagación del extremismo islámico en Europa.

Pero los medios de comunicación y los gobiernos occidentales no toman en serio los ataques contra las mezquitas islámicas y los sitios islámicos. Un grupo de agresores atacó recientemente una mezquita incompleta en la ciudad de Duisburg, al oeste de Alemania, y amen de dañar el edificio de este lugar sagrado, dejaron consignas y signos racistas en las paredes de la mezquita. La agencia de noticias Anatoli escribió en una noticia que los atacantes dibujaron el signo de "Estrella de David" (signo de la religión judía) en el muro de la mezquita "Mevlana" afiliada a la comunidad "Visión Islámica-turca" (IGMG).

En este mismo sentido, el Ministerio alemán del Interior anunció hace poco que solo en 2017 se registraron al menos 950 delitos contra los musulmanes o mezquitas en el país y 33 resultaron heridos. Estos delitos incluyen ataques físicos, cartas amenazadoras, discursos de odio y dibujar señales en las paredes de las mezquitas.

Fuente: ParsToday