La Fiscalía nacional de Chile investiga 26 muertes producto de la represión gubernamental contra manifestantes desarmados y de personas civiles, una de las cuales recibió una golpiza por parte de Carabineros en plena vía pública.

03 noviembre 2018

Un vistazo a la idea del Salafismo y su lugar en el movimiento Islámico

0 comments
El salafismo radical, especialmente sus sectas wahabíes, no tiene una infraestructura sólida, ni ideológica ni intelectual y tampoco conoce la corriente del despertar islámico y las revoluciones regionales del Oriente Medio y el norte de África. Esta corriente desviada, solo en condiciones críticas y con el apoyo político y financiero de los poderes extranjeros es capaz de continuar su vida sangrienta. 

La extensión de la corriente del despertar islámico, en los países musulmanes, títeres de los gobiernos despóticos, ha causado la activación de esta corriente ideológica.  Ya que el despertar y la conciencia del pueblo contradicen el pensamiento dogmatico y radical de los salafíes.  

Lamentablemente en cada país islámico que se ha activado la corriente del salafismo extremista, se ha extendido violencia, los atentados y las diferencias religiosas y de sectas.  Hasta ahora, miles de inocentes musulmanes, han perdido la vida por las medidas terroristas y violentas de los salafíes. Algunas de sus corrientes no saben nada sobre la humanidad, y aun las mujeres y niños son las principales víctimas de sus ideas violentas.

Los salafíes recibiendo una enseñanza desviada y selectiva,  de las doctrinas justas y humanitarias del Islam, han perjudicado la imagen del hombre y del  musulmán. Ahora las corrientes salafíes, con sus ideologías reaccionarias, prácticamente sirven a las políticas  de EE.UU.

Al Qaeda, Talibán y los otros grupos salafistas, en Irak, Yemen, Egipto, Túnez, Argelia, Paquistán, Siria y muchos otros países islámicos, se han convertido como un  juguete de los norteamericanos en los países islámicos. Ellos con sus pensamientos radicales han perjudicado la imagen del islam en el mundo. 

El Gobierno de EE.UU y sus aliados europeos han provocado la ola de islamófobia en el mundo.  Ellos para justificar sus políticas islamófobas, presentan a la opinión pública del mundo y su gente, las medidas terroristas y violentas de los salafíes como los signos violencias  de la religión del Islam.


Mientras que las medidas terroristas de los salafíes está en contraste con las ideas liberales y pacifistas del Islam. Los documentos y narraciones que los salafíes demuestran para justificar sus medidas violentas, se basan en una superficial comprensión e irreal del sagrado Corán y la tradición del profeta.


Los salafíes, en Irak después de la ocupación de este país por Estados Unidos, en el año  2003, en vez de apuntar hacia los ocupadores lo han hecho hacia los chiíes. La monarquía Al Saud en Arabia Saudí que había perdido su influencia en Irak  con la ayuda financiera y militar y política de los salafíes trato de evitar el establecimiento de un Gobierno firme y poderoso y también la cooperación y coexistencia entre diferentes grupos políticos y religiosos en Irak.  El Gobierno de EE.UU que había fracasado lograr sus objetivos en Irak después de la ocupación de este país, considero como una buena oportunidad para las medidas  violentas de los salafíes para presionar al Gobierno de Irak con el fin de aceptar las peticiones de la Casa Blanca.  Ahora los salafíes pese a la salida de los militares norteamericanos a Irak, actúan  como un juguete de EE.UU en Irak. La última noticia que se publico en Irak basado en formar el ejército libre de Irak por los salafíes está en esta misma dirección. 


Las corrientes salafíes después de provocar la ola del despertar  islámico, que no tenían  ningún  lugar y papel en la formación de las revoluciones,   se activaron y se  fueron en la dirección de la ola de despertar islámico en algunos países islámicos. Las corrientes salafíes en una forma  singular han aparecido en el escenario político. Su presencia es diferente en cualquier país revolucionario, que han sido testigos de los avatares profundos políticos. En Egipto, Túnez y Yemen cada una de las corrientes salafíes tiene su manera de  expresar. Esta diferencia principal  ha sido por el obstáculo  de las entidades del poder que causo que no actúen tal como quieren.  

En Egipto, Túnez y Yemen han planteado los partidos políticos y su autoridad  es la idea salafies. Sus más eficaces y poderosos son los salafíes llamado Al Nur en Egipto que consiguió más escaños del parlamento  en las pasadas elecciones de noviembre. 

En Túnez  también un partido llamado partido frente de la reforma, se le permitió activarse y su autoridad es salafí  se considera como el primer partido en este país que quiere usar las normas y principios del gobierno civil democrático para llegar al poder. En el mes marzo, un grupo de los personajes políticos, religiosos yemeníes  que intentan la realización de los anhelos de las ideas  han informado la formación de un partido político llamado Unidad Rashida Yemeni.  Pero las corrientes salafíes después de la ola de despertar islámico no bastante solo en la presencia en el escenario político con la formación del partido y las entidades sociales y políticas. Los seguidores de la rama salafí del  yihad,  han provocado las medidas violentas contra los musulmanes,  En Egipto, Túnez, Libia y Siria, atacaron a los mazuelos de los imames respetado por los musulmanes durante el día y tratan de arruinar los monumentos de estos mazuelos sagrados.  

Los salafíes destruyeron completamente el mazuelo del más famoso Imam del norte de África Abdul Salam al Asmar,  y el lugar más grande para reunir a los seguidores de los miembros de la casa profética  en Libia.  Pero esta catástrofe no se acabó aquí, y ellos  han destruido su tumba e  insultaron  a su cadáver. Abdul Salam al Asmar, considerado como uno de los nietos del Imam Hasan (P) nieto del profeta del Islam como el gran polo de peregrinación chií y los miembros de la casa profética en Libia y el norte de  África.  Durante los últimos años los muftíes wahabíes  reiteradas veces habían ordenado destruir este mazuelo pero la oposición popular y su defensa del Mazuelo del Imam, los terroristas no pudieron hacer nada. Pero abusando los salafíes wahabíes de las situaciones desordenadas y escandalosas de Libia después del derrocamiento de Gadafi, realizaron este crimen ante la mirada del mundo. En las proximidades del Santuario, se mantienen la gran biblioteca de libros y documentos históricos chií de mil Años, que según el ministro de la cultura de Libia, ha sido la gran biblioteca en Libia y que después de la destrucción del santuario del imam Abdul Salam Al Samar, esta biblioteca también fue quemada. 


La corriente salafíes, después de la ola del despertar islámico, en un modo más claro, coopera con las autoridades de Estados Unidos,  quienes los consideran a los salafíes como ateos. Los salafíes entre bastidores, recibiendo  las ayudas financieras y militares, desempeñan un papel mercenario para los gobiernos occidentales afirmando la democracia en Siria e intentan derrocar el gobierno de Siria. Ellos en las aldeas  y ciudades, masacran de manera más terrible con los que no les cooperan.  Para ellos no tiene diferencia entre mujeres, niños u hombres. Ellos en venganza les cortan las cabezas a los niños.  Uno de los salafíes terroristas,  que ha ido de Libia a Siria es Ibrahim Rayab al  Foryani. El después de su detención en Siria, confesó las dependencias de los salafíes y revelo ser  mercenarios.   Al Foryani,  ha confesado que la población y organizaciones financieras dependiente  a los regímenes litorales del Golfo Pérsico, que son dependiente a Al Qaida tratan de entrenar y organizar a terroristas en Libia y enviarlos a Siria por Turquía. el refiriéndose a los amplias apoyos  financieros de los jeques litorales del Golfo Pérsico especialmente los gobiernos monárquicos  de Qatar y Emiratos, a los guerrilleros salafíes y la presencia de los oficiales del servicio de inteligencia de Qatar en Libia para enseñar estas personas con el fin de enviarlos a Siria 

De todas formas el salafísmo reaccionario, especialmente sus sectas wahabíes no tienen una infraestructura firme y no conoce  la corriente del despertar islámico y las revoluciones de Oriente medio y el norte de África. Esta corriente desviada solo en las condiciones críticas y con el apoyo político y financiero de los poderes extranjeros es capaz de continuar su vida sangrienta.