Musulmanes chilenos rechazan violencia y muertes de ciudadanos, así como contra la destrucción de bienes públicos

18 noviembre 2018

En pleno, comunidad islámica argentina encara criminalización del régimen de Macri

0 comments

La Comunidad Musulmana logró este viernes, en un marco de total unidad de sus organizaciones más representativas, dar una respuesta firme y contundente a la campaña de criminalización que el presidente Mauricio Macri y su repudiada ministra de Seguridad Patricia Bullrich vienen llevando a cabo contra la misma.

Como bien lo sintetizó el Sheik Mohsen Alí en una muy concurrida conferencia de prensa celebrada en el barrio de Floresta: “En el día de hoy ha comenzado la caza del musulmán”, refiriéndose a la detención de dos jóvenes integrantes de la Comunidad (los hermanos Axel y Gamal Abraham Salomón) a los que sin ningún tipo de pruebas salvo el odio desplegado por la autodenominada Delegación de Asociaciones Israelitas en Argentina (DAIA) contra todo aquel que sea de origen árabe o simpatice con esa causa.

También el abogado de los detenidos Ismael Jalil, de la Correpi, a su turno embistió duramente contra el gobierno de Macri-Bullrich, señalando que tienen pensado presentar una denuncia internacional por lo que considera un atropello flagrante a los derechos humanos. “Esta es una comunidad a la que se la puede acusar de portar muchas cosas, menos armas muchas cosas, porque lo que porta esta comunidad es moral, es ética, es palabra, es arraigo, que nos diferencia sustancialmente de los que hoy nos están persiguiendo. El gobierno nacional es el látigo al servicio de los Estados Unidos y todo lo que hace es generar una hipótesis de conflicto que no tiene nada que ver la sociedad argentina”.

La alocución de Jalil provocó la primera gran ovación del público, integrado por decenas de integrantes de las organizaciones islámicas presentes. Varios de ellos habían manifestado a viva voz a Resumen Latinoamericano que están hartos que “la Bullrich y sus amigos israelíes de la DAIA inventen causas, persigan a nuestros hijos y familiares como si fueran delincuentes y luego de un tiempo tengan que reconocer que no hay nada más que humo en sus acusaciones”.

Está claro que desde que arribó al gobierno Macri y su equipo de adictos a las políticas de USA e Israel estas campañas y montajes están a la orden del día. No solo se compran armas a quienes atormentan a diario al pueblo palestino sino que se necesita, para poder usarlas, crear la idea del “enemigo interno”, se llamen mapuches o musulmanes.

En el primer caso esa política brutal y racista le costó la vida por asesinato premeditado por el propio Estado a los jóvenes Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Ahora, como bien dijo el Sheik Karim Paz, le toca otra vez el turno a nuestra Comunidad que “como marca el Islam solo deseamos La Paz y la convivencia”. Como el resto de los oradores, reivindicó que “nosotros somos argentinos y tenemos más de 150 años de historia en este país”. Señaló que los musulmanes “adoramos un Dios clementisimo, de justicia, creemos que para que haya paz debe haber justicia y eso es precisamente lo que falta”.

Levantando la voz Karim Paz apuntó que “nuestra gente es inocente,aquí nadie es de Hezbollah ya que este es un partido del Líbano, un partido legal que además provoca el orgullo de todos los libaneses por haber defendido a su país en cada una de las invasiones de Israel. El propio presidente del Líbano elogia a Hezbollah, pero repito: que eso no tiene nada que ver con Argentina”.

Karim Paz dijo también que había visto este viernes “a la máxima autoridad de la Iglesia argentina, Monseñor Poli, quien le manifestó preocupación por todo lo que está ocurriendo “con nuestra comunidad”. “Estamos desequilibrados, insistió, ya que en esta ciudad se le considera ciudadano ilustre al genocida Netanyahu y se encarcela a jóvenes de 23 años. Estamos todos locos, por eso le pedimos a la ministra de Seguridad que se asuma como argentina y deje de perseguirnos solo porque les informa el Mossad y la CIA, o porque Inglaterra da el alerta. Por qué Inglaterra no da el alerta y desaloja las Malvinas. Como puede ser que esta misma ministra diga que desalojemos la ciudad porque vienen 20 señores poderosos, que estos 20 paren la matanza en el Yemen y en Palestina si son tan poderosos”, concluyó entre aplausos y gritos de tos los presentes, que de pie corearon aquello de que “el pueblo unido jamás será vencido”.

Por último hablaron el padre y la madre de Axel y Gamal, quienes manifestaron que están desolados por lo que “están haciendo con nuestros hijos que son totalmente inocentes y exigieron que los liberen y acaben con esta farsa ligada a generar terror en la población por la reunión del G-20.

Lo que en principio se había planteado como una conferencia de prensa finalmente se había convertido en el reclamo valiente de toda una comunidad que, como lo reafirmaron todos los dirigentes sin excepción. Se considera fundamentalmente argentina y está dispuesta a defender con todas sus fuerzas a sus hijos y demás componentes.

Pero además, como manifestó Mohsen Alí: “vamos a resistir con todo a quienes hoy nos están atacando con mentiras”. Todo un ejemplo de dignidad el de estos hombres y mujeres, que demuestra que en estos tiempos de ofensiva fascista a este pueblo no va a ser tan sencillo que se lo quiera acorralar y humillar con las armas de la prepotencia. La consigna debe ser hoy más que nunca de total solidaridad con nuestros hermanos y hermanas  argentino-musulmanes.

Resumen Latinoamericano, 17 de noviembre de 2018