• Lo más nuevo

    Daesh (ISIS), producto de un sistema educativo incorrecto

    El ministro de Educación de Túnez, Neji Jelluol, al criticar el sistema educativo de su país, afirmó que el surgimiento del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) es producto de sistemas educativos incorrectos y con muchas deficiencias.

    El titular tunecino añadió que la creación del terrorismo es resultado de la ignorancia y la errónea comprensión de la religión, así como de una interpretación incorrecta de la historia.

    Daesh es una realidad en el escenario de Oriente Medio y en la política interna de la mayoría de los países árabes. Las acciones de ese grupo no solo han aumentado los desórdenes en esta región, sino que también han llamado la atención de otros Gobiernos.

    Sin embargo, desde la aparición de Daesh, un asunto deplorable es que esta banda terrorista recluta fuerzas especialmente entre los jóvenes árabes, lo que es posible por muchas razones, entre ellas una importante se refiere al sistema educativo y a una interpretación incorrecta y tergiversada del Islam.

    En el sistema educativo de la mayoría de los Estados árabes han penetrado los wahabíes que tienen un papel importante en la distorsión de los principios de la fe islámica. Con una empañada lectura de esta religión, los seguidores del wahabismo, además de sembrar discordias y provocar brechas sectarias en las sociedades islámicas, educan a los estudiantes con interpretaciones incorrectas del Islam.

    Por otra parte, en las enseñanzas de los muftíes wahabíes se ofrece una imagen violenta del Islam en distintas áreas, incluyendo el ámbito de los derechos de la mujer. Un claro ejemplo de ello se da en Arabia Saudí. 

    El reino saudí, que afirma ser líder intelectual y político del mundo árabe, es uno de los orígenes del surgimiento de sistemas educativos defectuosos en los países árabes.

    La familia de Al Saud, que ha dejado todo el sistema educativo del país en poder de los wahabíes, para aumentar su influencia en las sociedades islámicas, ha enviado a un gran número de figuras wahabíes a los países musulmanes, particularmente árabes.

    Entre tanto, para influenciar más en los estudiantes árabes a través de las enseñanzas de los muftíes wahabíes, Arabia Saudí mantiene en su agenda un aporte financiero a las escuelas y universidades de los países de destino.

    Considerando el hecho de que en el mundo contemporáneo, las principales dimensiones de la personalidad de los individuos se forman en el espacio de las escuelas y universidades, se puede decir que el sistema educativo incorrecto de los países árabes desempeña un destacado papel en la inclinación de los jóvenes árabes hacia grupos extremistas y takfiríes como Daesh.

    Por tal razón, muchos investigadores y expertos árabes han advertido sobre el papel negativo de los sistemas educativos de las naciones árabes en el surgimiento de ideologías terroristas de grupos como Al-Qaeda y Daesh.

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.