• Lo más nuevo

    Imam Sayad, el mensajero del suceso del Karbala

    Estamos en el aniversario del martirio del imam Sayad (la paz sea con el) un gran personaje que tuvo después del martirio de su padre el imam Husein (la paz se con el) y en unas condiciones difíciles y criticas la responsabilidad decisiva del Imamato y del liderazgo de los musulmanes además se convirtió en el mensajero del gran suceso de Karbala.

    Damos el pésame por el aniversario del martirio del imam Sayad y los invitamos a escuchar en este programa algunas frases de su vida bendita.

    El levantamiento singular del imam Husein en Karbala, tuve dos segmentos. La primera se realizó con el sacrificio del imam Husein y sus fieles. La segunda, fue llevar los mensajes y establecer los valores que había logrado con este movimiento. La responsabilidad de la segunda parte la asumió el imam Sayad.

    El imam Sayad tenía en el suceso de Karbala 23 años. En el día y la noche del suceso estuvo enfermo. Ciertamente su enfermedad fue por la sabiduría divina que después del martirio del imam Husein protegió su existencia orientadora para salvar la nación islámica.

    El imam Sayad sobre los sucesos de la noche de Ashura dice, en la noche de Ashura fui testigo como mi padre convocó a sus fieles y los exhortó a elegir su camino, quedarse o marcharse. La misma noche que mi padre cayó mártir, estaba enfermo y mi tía Zainab me cuidaba. Mi padre vino a visitarme y me dijo algunas frases, Oh época, vergüenza para ti, alguien morirá un día, y esa es la ley de la vida, no son fieles a nadie. Todos los asuntos se realizan hacia Dios y todos los que están vivos tienen que emprender este camino. De las palabras de mi padre entendí que mañana nos ocurrirá una gran catástrofe. Estaba muy triste, lloré, pero no le demostré a mi padre mi dolor.

    Después del levantamiento de Karbala, el imam Sayad toma la responsabilidad y dos caminos, uno corto y otro largo. El corto eran los días de cautiverio del Imán y los otros miembros de la Casa Profética.

    Después del martirio del imam Husein, los miembros de la casa profética y su tía, la hazrat Zainab (la paz sea con ellos) fueron hechos prisioneros por los soldados criminales de los Omavitas.

    El imam Sayad, en el periodo de su cautiverio y durante su retorno a Medina, reveló las realidades y en cualquiera oportunidad inducía al pueblo a la rebeldía contra el dictador. Sus palabras firmes y valientes en Kufa y Siria son un testimonio de esta afirmación. Se ha citado que el Imán Sayad, cuando llegó a Kufa habló firmemente ante los pobladores que algunos lloraron y pidieron perdón al Imán.

    En una parte de sus palabras decía, Oh gente, soy Ali hijo de Husein. El hijo de quien no respetaron.Oh gente el Señor ha dejado buenamente a los miembros de la casa profética para salvarlos e implantar la justicia y piedad en nuestra existencia. ¿ Ustedes no escribieron una carta a mi padre jurándole fidelidad? Pero después lo traicionaron se levantaron para luchar contra él. Quienes son, miserables y traidores.

    Las palabras del hijo de Husein crearon una conexión entre el movimiento de Ashura y la opinión y pensamiento del pueblo, con el fin que los mensajes de dicho evento se traspasen correctamente.

    En aquellas condiciones sensibles y críticas, aunque un gran dolor embargaba al imam Sayad, aquel hazrat encontró los más eficaces caminos para contar la realidad, estas revelaciones despertaron las conciencias dormidas y neutralizó las propagandas falsas de los omavitas contra el imam Husein y sus fieles.

    Los días de cautiverio fueron días duros y difíciles para el imam Sayad y para los otros miembros de la casa profética. Los prisioneros de Karbala soportaron muchas torturas. Pero en aquella condición difícil la existencia del Imán Sayad y la hazrat Zainab les dio más vigor y fuerza.

    Especialmente cuando el Imán Sayad habló con firmeza y energía en la corte de los Omavitas a pesar de estar custodiado por los agentes. Sus palabras en Siria, fueron tan conmovedores que molesto a Yazid y a su gobierno, enfrentándose ellos con las olas contundentes de las consecuencias del movimiento de Karbala. Por ello en la primera ocasión la caravana de los prisioneros regreso inmediatamente a Medina.

    Sin duda las palabras conmovedoras del imam Sayad y la hazrat Zainab durante su cautiverio, despertó las conciencias dormidas y creó un motivo entre el pueblo para enfrentarse contra los crueles y criminales. Este asunto originó que el movimiento de los arrepentidos y tambien el levantamiento de Mojtar se formará durante los años de este suceso.

    El regreso del imam Sayad a Medina, conllevó en otro periodo a que tome una responsabilidad decisiva. En este periodo persiguió objetivos de largo plazo. Las comunidades musulmanas vivían en esa época condiciones inconvenientes desde el aspecto cultural y social. La debilidad de las creencias religiosas conllevó a que los rituales religiosos fueran juguetes en las manos de los omavitas.

    Los omavitas trataron de que la gente se ocupara en asuntos insulsos que estuvieran fuera de la religión, alejándolos de la verdad divina.

    Estas condiciones obligaron al Imán a fortalecer las creencias del pueblo. Por eso durante sus 34 años de Imamato dejo valiosos sabidurías religiosas, y preparó el terreno para ampliar las actividades científicas y culturales seguidas por su hijo, el Imán Mohamad Baquer (la paz sea con el).

    El imam Sayad aprovecho cualquier oportunidad como las de la peregrinación para explicar los principios y las doctrinas del Islam. Sus viajes sucesos de peregrinación revelaron a los musulmanes del mundo las realidades profundas y bellas del Islam.

    Entre los dichos valiosos de imam Sayad se halla una bella frase que ha dejado como recuerdo, Los más elevados contenidos tanto gnósticos y morales como sociales y políticos deben ser una adoración instructiva. Estas adoraciones se han recopilado en un complejo valioso titulado Sahifieh Sayadieh. Este libro enseña que tanto cuando abrimos las puertas de la felicidad y tranquilidad como en las peores condiciones y dificultades debemos refugiarnos en Dios.

    El imam Sayad fue un símbolo de las virtudes de moralidades. Unas virtudes que contó para el pueblo en el marco de la adoración. Su cariño y humildad se distinguieron en todas las fases de su vida.

    El imam Sayad durante toda su vida trato de mantener viva la memoria del levantamiento del imam Husein y se esforzó mucho en despertar la conciencia, conocimiento y ciencia del pueblo. Durante todos esos años el Imán estuvo expuesto al rencor y maldad de los omavitas, quienes trataron de silenciar las palabras candentes del Islam. El Imán cayó mártir después que envenenaron. El decía,El camino es muy estrecho para los que se adelantan sin una orientación justa. Estén con Dios para que lo lejos se convierta en lo cercado y las dificultades en facilidades.

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.