• Lo más nuevo

    Normas islámicas

    Introducción a las normas islámicas

    EN EL NOMBRE DE DIOS EL CLEMENTE EL MISERICORDIOSO

    El Ichtihád (La aplicación o el esfuerzo intelectual).

    Normas islámicas
    "Ichtihád" significa esforzarse uno mismo para deducir normas de ley islámica de sus fuentes, de acuerdo con reglas especiales de investigación. La capacidad de hacer "ichtihád" o deducir leyes no es el monopolio de ninguna clase en particular, ni es materia para ningún anuncio ni señalamiento. El camino está abierto a todos para adquirir la calificación necesaria y especializarse en este campo. Quienquiera que lo haga automáticamente estará facultado para ejercer el "ichtihád" y tendrá derecho a actuar de acuerdo a sus propias decisiones y pronunciamiento, e incluso a hacer conocer los resultados de sus estudios para conocimiento e información de otros.

    "Ichtihád" respecto a los mandatos que involucran a las ramas es obligatorio con la obligación "kifái" (es decir, en la medida de lo necesario) para todos los musulmanes en la época del ocultamiento del Imam (el Imam Mahdi -P-). Es decir que es obligatorio para todos los musulmanes en todas las épocas, pero cuando un grupo cuyos miembros son en cantidad suficiente se moviliza y emprenden esta tarea, la obligación cae y deja de ser tal para los demás musulmanes, limitándose a quienes emprendieron este tarea hasta alcanzar el grado de "ichtihád" (hasta ser un muchtahid). Luego, cuando uno posee todas las condiciones, los demás lo imitan, recurren a él y lo consultan sobre las ramas de su religión.

    Por lo tanto es obligatorio para todos los musulmanes de todas las épocas atender a este tema. Si encuentran entre ellos a quien se haya esforzado por obtener el grado de "ichtihád" -el cual no es alcanzado sino por alguien muy afortunado- y posee todas las condiciones que lo hacen digno de ser imitado, entonces pueden conformarse con él e imitarlo, recurriendo a él (para consultarlo) para conocer los mandatos de su religión. Pero si no encuentran a nadie que posea este grado, es obligatorio para cada uno de ellos alcanzar el grado de "ichtihád", o preparar a uno de ellos para que obtenga esta jerarquía, cuando resulta imposible o muy difícil para todos ellos emprender este asunto. Y no es lícito para ellos imitar a un muchtahid fallecido.

    Como hemos explicado el sentido de "ichtihád" es: observar los argumentos de la religión para alcanzar el conocimiento de aquellos mandatos que constituyen las ramas (de la religión), los cuales fueron traídos por el señor de los mensajeros Muhammad (BPD). Ellos no se modifican ni se alteran por el cambio del tiempo y de los estados, porque:

    "Lo lícito de Muhammad es lícito hasta el Día del Juicio Final y su ilícito es ilícito hasta el Día del Juicio Final." (De "Al Káfi", tomo I, pág. 58)

    Los argumentos de la religión son:

    A) El Libro Generoso (el Sagrado Corán).

    B) La Tradición ("Hadiz").

    C) La unión (o consenso) de los sabios.

    D) El intelecto.

    Ellos han sido mencionados detalladamente en los libros de metodología del derecho islámico.

    Para alcanzar el grado de "ichtihád" es necesario obtener numerosas ciencias, lo cual sólo es posible para quien se esfuerza, se dedica y trabaja mucho por aprenderlas.

    El Muchtahid (la persona que realiza el "Ichtihád")

    El "Muchtahid" que posee todas las condiciones es el representante del Imam Mahdi (P) en la época de su ocultamiento y es el gobernante y jefe absoluto. A él le corresponde lo mismo que al Imam respecto a la opinión final en las determinaciones y el juzgar entre la gente en los acontecimientos. Quien lo rechaza, rechaza al Imam (P), y quien rechaza al Imam, rechaza a Dios. Esto es igual que tomar un socio para Dios (la idolatría), tal como reza en los dichos del Imam Sadiq (P).

    En consecuencia, el muytahid poseedor de condiciones no sólo es la máxima instancia ("marya'") para dar dictamen ("fatua") sino que también tiene el liderazgo general. Por lo tanto, se recurre a él en la sentencia, la opinión final, los juicios, etc. (Es decir, en todas las necesidades de los musulmanes, ya sean sociales, políticas, legales, etc...)

    Este grado es exclusivamente suyo. No es lícito para nadie asumir su cargo sino con su permiso, así como no es lícito para nadie ejecutar una sentencia o aplicar una sanción o un correctivo acorde a la opinión de un juez, excepto con su sentencia y su orden para hacerlo.

    También debe consultarse con él respecto a los bienes materiales que son el derecho del Imam (P) y lo referentes a ellos (el quinto "jums", el azaque "zakát", etc...).

    Esta categoría y la jefatura general ha sido otorgada por el Imam mismo a un muytahid poseedor de todas las condiciones para que lo represente durante el estado de ocultamiento (dejando precisas instrucciones al respecto). Por eso se llama (al "Muchtahid") "el sucesor del Imam (P)".

    Todo "Muchtahid" destacado que reúna las condiciones para ser un ejemplo y guía para los musulmanes ha producido un tratado similar a Taudih Al-Masáil. Cada libro como éste es básicamente el mismo en temas y formato. Ellos varían solamente en detalles de algunas reglas prácticas. Taudih Al-Masáil es un tratado de leyes prácticas que el Ayatolláh Sistani revisó y estampó con su sello de aprobación. El presente libro es una condensación selectiva y una traducción interpretativa de su tratado.

    En Taudih Al-Masáil hay aproximadamente 2,800 reglas acerca de diferentes temas. Hemos tratado, en cuanto fue posible, el mismo formato de Taudih Al-Masáil, pero fue necesario alterar el orden en algunas cosas y omitir algunas reglas sobre temas o que son generalmente muy técnicos y difíciles de interpretar o temas que no se aplican a la vida de hoy o que se aplican solamente en áreas altamente especializadas o raramente requeridas. La mayoría de las personas que necesiten ayuda en estas áreas deben consultar a un "Muchtahid" o a un experto que pueda ayudarles a entender estas reglas. También hemos omitido la mayoría de las reglas que son actos recompensados más que obligatorios. Aunque nos hubiera gustado incluir más de éstas, decidimos que deberíamos usar nuestro espacio limitado para cubrir reglas más obligatorias e importantes en diferentes áreas. Así, los musulmanes que usen esta obra al menos tendrán como referencia las bases del comportamiento que deben seguir.

    Debemos recordar que hemos dividido la traducción de Taudih Al-Masáil en varias partes. Lo que aquí presentamos es la primera parte de la versión original, que abarca algunos capítulos de esta obra.

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.