La Fiscalía nacional de Chile investiga 26 muertes producto de la represión gubernamental contra manifestantes desarmados y de personas civiles, una de las cuales recibió una golpiza por parte de Carabineros en plena vía pública.

11 marzo 2018

Una legislación universal para la humanidad

0 comments
Para nuestra información general y para una visión total de los seres, incluyendo al hombre, pueden inferirse los siguientes hechos importantes de este vasto universo y vida:

1. Unidad de Voluntad y Adhesión

Entretanto discutimos la unidad universal para concluir la necesidad de un canon natural para que el hombre gobierne sus actividades, organice sus relaciones y dé forma a sus satisfacciones personales en cuanto a su comportamiento y accionar, nosotros deberíamos hacer una distinción entre la adhesión voluntaria hacia ese canon y el sometimiento forzado.

El ser humano tiene voluntad y poder para estar acorde con este canon universal basado en la naturaleza de su existencia, y de esa manera organizar su comportamiento social y sus actitudes personales. Así, se estaría adhiriendo al Orden Divino y a las posibilidades, actitudes, y manifestaciones que contiene e implica, de una forma basada en su propia elección.

En otras palabras, el hombre puede planificar sus actividades por medio de la práctica voluntaria de este profundo plan legislativo y emprender una construcción ordenada del armazón de su vida, trazando su bienestar y altos objetivos, entre lo existente en el universo.

Este plan legislativo debería ser un canon que coincidiera, en sus principios y metas, con la innata naturaleza del hombre, sus sentimientos y sus necesidades, abarcando y organizando a todos ellos y proveyéndole de prosperidad y felicidad.

El Canon Islámico es, de este modo, un molde legislativo de las leyes de la vida y de la naturaleza humanas. En consecuencia, el canon llega a ser "el registro que contiene todos los principios de organización y actividad". Allah, Glorificado Sea, dice: 

«... La naturaleza de Allah sobre la cual creó al hombre. La creación de Allah es inmutable: ésta es la verdadera religión, pero la mayoría de los hombres lo ignora»

Sura Ar-Rum (30:30)rigen: Allah, el Exaltado

2. Unidad de Creación: abarcando todas sus partes

3. Unidad de Orden: gobernando el Universo

4. Unidad de Objetivo: que es la dirección hacia Allah.

A través de esta visión de unidad y unicidad, nos damos cuenta de la necesidad de la sumisión y conexión del hombre a estos principios, que son los de la unidad de Origen, Creación, Orden y Objetivo, y de que el hombre necesariamente debe estar incluido dentro del círculo que abarca a la existencia entera, y estar en armonía con lo que constituye el Origen, Orden y Objetivo, para poder marchar según la legislación divina, a lo cual conducen estos principios, en forma de leyes que toman en consideración toda su existencia y actividades diversas. 

«Luego te dispusimos en una Shari‘ah (ley) respecto a los asuntos. Obsérvala pues, y no sigas los caprichos de los ignorantes»

Sura Al-Yaziah (45:18)

Voluntad y Adhesión

Entretanto discutimos la unidad universal para concluir la necesidad de un canon natural para que el hombre gobierne sus actividades, organice sus relaciones y dé forma a sus satisfacciones personales en cuanto a su comportamiento y accionar, nosotros deberíamos hacer una distinción entre la adhesión voluntaria hacia ese canon y el sometimiento forzado.

El ser humano tiene voluntad y poder para estar acorde con este canon universal basado en la naturaleza de su existencia, y de esa manera organizar su comportamiento social y sus actitudes personales. Así, se estaría adhiriendo al Orden Divino y a las posibilidades, actitudes, y manifestaciones que contiene e implica, de una forma basada en su propia elección.

En otras palabras, el hombre puede planificar sus actividades por medio de la práctica voluntaria de este profundo plan legislativo y emprender una construcción ordenada del armazón de su vida, trazando su bienestar y altos objetivos, entre lo existente en el universo.

Este plan legislativo debería ser un canon que coincidiera, en sus principios y metas, con la innata naturaleza del hombre, sus sentimientos y sus necesidades, abarcando y organizando a todos ellos y proveyéndole de prosperidad y felicidad.

El Canon Islámico es, de este modo, un molde legislativo de las leyes de la vida y de la naturaleza humanas. En consecuencia, el canon llega a ser "el registro que contiene todos los principios de organización y actividad". Allah, Glorificado Sea, dice: 

«... La naturaleza de Allah sobre la cual creó al hombre. La creación de Allah es inmutable: ésta es la verdadera religión, pero la mayoría de los hombres lo ignora»

Sura Ar-Rum (30:30)