• Lo más nuevo

    Un análisis sobre la vida científica del Imam Rida (P) acorde al Gran Ayatolá Makarem Shirazi

    El Imam Alí Ibn Musa al-Rida (P) es el octavo Imam de los musulmanes shiítas, y una de las personas infalibles de la progenie del Profeta Muhammad (PBD), quien nació en Medina en el año 148 de la hégira. Sin duda, cada uno de los Imames Infalibles (P) ha tenido una conducta particular conforme a las condiciones y particularidades de la época y la sociedad en la que vivían. Estas conductas sirven de ejemplo y una buena guía para los musulmanes así como para el desarrollo de la sociedad y la civilización musulmana.

    El aniversario del nacimiento del Imam Rida (P) puede ser una buena oportunidad para predicar sus enseñanzas y explicar su conducta para los creyentes. Por lo tanto, este artículo va a presentar en resumen las más importantes particularidades de la conducta del Imam Rida (P) desde el punto de vista del Ayatolá Makarem Shirazi y en especial, se centra en el período de su estancia en Irán durante el Califato de Ma’mun.

    Prólogo

    Sin lugar a dudas, la vida del Imam Rida (P) tiene diferentes aspectos entre los cuales, el aspecto científico de su vida y sus esfuerzos para defender la grandeza del Islam frente a las olas de las ideas desviadas y dudas planteadas por los seguidores de diferentes sectas y religiones, parecen más destacados e importantes.

    Este aspecto de la vida del Imam (P) se origina de su Wilaya divina; es decir la autoridad divina fue otorgada al Imam (P) para dirigir a la Comunidad Islámica; por lo tanto, el estudio de la conducta del Imam Rida (P), sus consejos precisos y profundos, y su comportamiento con los seguidores de otras religiones y Escuelas de Pensamiento, es muy necesario para la guía de la comunidad de hoy y para resolver los problemas que encontramos en el mundo actual.

    Los orígenes del establecimiento del Gobierno de los Abasidas

    En primer lugar, hay que afirmar que la Dinastía de los Omeyas fue derrocada tras el levantamiento de la gente de Irán encabezado por Abu Muslim Jorasani. Después de que la maligna Monarquía de los Omeyas que se puede comparar con un “un árbol malo, arrancado de la tierra, sin estabilidad”[1] fue erradicada; ya le tocó el turno al Clan de Bani Abbas, quienes explotaron la situación de aquel entonces y alcanzaron el poder con el lema “¡Lucha por la complacencia de la familia de Muhammad (PBD)!”. Es de hacer notar; que muchas personas los apoyaron en su levantamiento; ya que la mayoría de la gente estaba descontenta con el Gobierno de los Omeyas.

    Sin embargo; tan pronto como los Líderes Abasidas fortalecieron los pilares de su Gobierno, revelaron su verdadera cara estableciendo una nueva Dinastía despótica y tiránica; al igual que los Gobernantes Omeyas, y peor aún, en algunos casos, ellos cometieron crímenes más horribles que los de los Omeyas.
    Cuando los musulmanes se dieron cuenta de la verdadera naturaleza del Gobierno de los Abasidas, trataron de derrocarlos a través de varios levantamientos, donde la mayoría de estos levantamientos tomaron lugar en Irán; y en especial en la Provincia de Jorasán.

    Ma’mun y su hostilidad hacia Ahlul-Bait (P)

    Cuando el turno del Califato le tocó a Ma’mun, él decidió cambiar la capital de su Gobierno desde Bagdad a Jorasán. Ma’mun era una persona lista y alerta; y al mismo tiempo era muy tirante y áspero. El trasladó su capital a Jorasán con el fin de poder suprimir fácilmente la mayoría de los levantamientos que tomaban lugar en Jorasán.
    Por otro lado, él sabía que todos los musulmanes habían puesto sus ojos en el Imam Rida (P) y lo seguían como un Líder Islámico. Ma’mun que temía que el Imam (P) liderase un levantamiento contra su Gobierno decidió convocar al Imam (P) de Medina a Jorasán para que pudiese vigilarlo constantemente. Sin embargo; para lograr su propósito, ofreció al Imam (P) el puesto del Príncipe de la Corona, y lo obligó a que aceptase este cargo.

    En aquella época, se había creado un movimiento de traducción entre los musulmanes y muchos libros científicos de varios países como Grecia, Egipto, India, Irán y Roma se habían traducido al árabe y estaban a disposición de los musulmanes. Este movimiento, independientemente de los beneficios científicos que pudo traer, amenazaban la autenticidad de la Cultura Islámica. Por ejemplo, las ideas de los cristianos, zoroástricos, filósofos griegos y filósofos romanos estaban entre los factores que alteraron la cultura de los musulmanes; ya que estas ideas se propagaban públicamente en los territorios islámicos y atraían a los jóvenes ingenuos y a la gente común.
    Después de que Ma'mun trajo al Imam Rida (P) a Jorasán, organizó numerosas reuniones científicas con la presencia del Imam (P) y diferentes sabios y estudiosos de diferentes religiones y sectas. En estas reuniones, se hicieron muchas discusiones entre el Imam (P) y otros personajes sobre temas ideológicos y jurisprudenciales. De hecho, Ma'mun quería humillar al Imam (P) en estos debates y dañar la creencia de la gente acerca del conocimiento de los Imames (P); y de esta manera intentaba fortalecer los pilares de su Gobierno. Sin embargo; a pesar de toda esa actividad, todos aquellos estudiosos que se reunieron con el Imam Rida (P) admitieron su superioridad científica y aceptaron las pruebas del Imam (P). Así fue como el Imam (P) pudo defender la autenticidad de la Cultura Islámica y la dignidad de la Comunidad Musulmana contra el extravío y las olas peligrosas de las ideas falsas que fueron importadas en la Sociedad Islámica.

    Fue muy obvio que Ma’mun no perseguía ninguna finalidad de estas reuniones científicas más que dañar la imagen de Ahlul-Bait (P) en la Comunidad Islámica y cuestionar su estado científico. Él convocó al Imam (P) desde Medina a Jorasán y lo obligó a que aceptase el cargo del Príncipe de la Corona y así pretendía demostrar la posición científica del Imam (P) ante la gente; pero en verdad, trataba de humillar al Imam (P) en estas reuniones con el fin de disminuir la confianza de la gente en el Imam (P). En especial, quería mostrar que el Imam Rida (P) no estaba calificado para la posición del Califato.

    También, quería alterar el concepto del Imamato y difundir el concepto del Islam Secular. Para lograr este propósito, trataba de limitar las actividades del Imam (P) en debates científicos y de esta manera quería alejarlo de los asuntos políticos. Él quería declarar que la religión y la política son dos asuntos distintos y separados. 

    Otro de los motivos de Ma’mun de organizar tales reuniones fue el hecho de que el utilizaba estos debates y reuniones como cubierta para esconder sus carencias y los puntos de debilidad de su Gobierno.

    Debates científicos del Imam Rida (P)

    El Imam (P) tuvo muchos debates y reuniones científicas con diferentes personalidades de su época, algunos de los más importantes son los siguientes:

    Debate con un Sabio Cristiano (Yasliq);
    Debate con un Sabio Judío (Raas al-Yalut);
    Debate sobre el Monoteísmo y la Justicia Divina;
    Debate sobre el Imamato;
    Debate con Marvzi;
    Debate con Abi Qatra;
    Debate con los Zoroástricos;
    Debate con el Jefe de los Sabeos.

    Cada uno de estos debates estaba lleno de contenidos profundos e interesantes; que incluso hoy en día, después de 1200 años, pueden ser de mucha utilidad para los musulmanes. Además, el comportamiento del Imam (P) y su manera de hablar en estas reuniones nos enseña cómo debatir con nuestros oponentes, cómo empezar una discusión y cómo terminarla correctamente. A continuación se relatan algunos de estos debates.

    Su debate con “Yasliq” el destacado Sabio Cristiano
    Cuando el Imam Alí Ibn Musa al-Rida (P) entró en la reunión de Ma’mun, Fazl Ibn Sahl, el Ministro de Ma’mun invitó a los Líderes de diferentes religiones y sectas a que participasen en una discusión con el Imam (P) y que escuchasen sus palabras. Entre estas personalidades se encuentran las siguientes:

    Yasliq, el destacado Sabio Cristiano;
    Raas al-Yalut, el Líder de los Judíos;
    El Jefe de los Sabeos;
    El Jefe de los Zoroástricos;
    Nastas, un Sabio Romano de los Cristianos.

    Al principio del debate, el Imam (P) empezó a hablar y dijo a Yazliq:

    “Voy a debatir con usted basado en la Biblia, y le voy a traer argumentos conforme a este Libro; ya que usted es un cristiano y cree en la Biblia.”
    Yasliq preguntó:

    “Quiero preguntarle acerca de los Apóstoles de Jesús (P). ¿Cuántas personas eran ellos? También, quiero saber acerca de los Sabios de la Biblia, ¿Quiénes eran ellos?”
    El Imam (P) respondió:

    “Usted hizo sus preguntas a una persona sabia. Los Apóstoles eran doce, entre ellos Lucas era el más sabio y prudente. Los Sabios de la Biblia eran tres: el gran Juan de la tierra de “Baj”, el Juan de Circasia y el Juan Deilami quien conocía el nombre del Profeta del Islam (PBD) y los de su familia y lo había anunciado a la Comunidad Cristiana y al pueblo de Bani Israel.”

    En este instante, los Líderes de otras religiones que estaban presentes en aquella reunión confirmaron las palabras del Imam (P) y Yazliq confesó a que la respuesta del Imam (P) era correcta de acuerdo con la Biblia.

    El Imam (P) continuó su debate hablando acerca de la recopilación del Evangelio y de que el Evangelio original se desapareció después del Profeta Jesús (P) y luego de ello, otro Libro fue recopilado en su lugar por cuatro personas llamadas Marcos, Lucas, Juan y Mateo. En esta discusión, el Imam Rida (P) demostró algunas contradicciones en las creencias de Yasliq, el gran Jefe de los Cristianos.

    Luego, cada uno de los Sacerdotes que estaban presentes en aquella reunión, tales como Raas al-Yalut el Líder de los Judíos, Herbez Akbar el Jefe de los Zoroástricos; Nastas Romano e ‘Imran el Jefe de los Sabeos hicieron sus preguntas al Imam Rida (P) y el Imam (P) respondió cada una de estas preguntas basado en los documentos y libros aceptados en sus religiones.

    Su debate con ‘Imran, el Jefe de los Sabeos

    El debate del Imam Rida (P) con el Jefe de los Sabeos es muy notable y tiene mucha importancia; ya que se trata de la Teología Islámica y los temas relacionados con la Esencia de Dios y Sus atributos. En su reunión con el Imam (P), el Jefe de los Sabeos planteó algunas dudas sobre las características de Dios y el Imam Rida (P) las respondió de la mejor manera. También, en este debate, el Imam (P) explicó el concepto de “La voluntad de Dios” y elaboró el tema de la “Primera Creación” asemejándolo con las letras del alfabeto, que no tienen ningún sentido cuando se usan aisladas, pero adquieren sentido cuando se unen.
    ‘Imran solicitaba al Imam (P) que aclarase cada uno de estos temas y el Imam (P) le daba suficiente explicación hasta que entendiese. Luego el Imam Rida (P) le preguntó “¿Acaso entendió todo lo que le expliqué? El Jefe de los Sabeos dijo:

    “Si, lo entendí claramente y doy testimonio de que Dios es Único como fue descrito por usted. También, atestiguo de que Muhammad (PBD) es Su siervo quien fue enviado con la religión verdadera para guiar a la gente.”

    En este instante, ‘Imran, el gran Líder de los Sabeos se orientó hacia la Qibla y se prosternó ante Dios y de esta manera aceptó el Islam. Los demás participantes en aquella reunión quedaron muy impresionados al presenciar esta escena.

    Su debate con los seguidores de diferentes Escuelas de Pensamiento en Basora

    Según un informe narrado por Qutb Rawandi, cuando se atizó el fuego del conflicto entre los seguidores de diferentes Sectas y Religiones en Basora, el Imam Rida (P) viajó a esta ciudad para resolver el problema. Él se reunió con los Líderes de diferentes Tribus y Sectas de Basora, y tuvo un debate con ellos acerca de sus puntos de desacuerdo. En aquella reunión, donde estaban presentes los Líderes Cristianos y Judíos de la ciudad, el Imam (P) relató las narraciones mencionadas en el Evangelio, en la Tora y en los Salmos acerca de la llegada del Profeta del Islam (PBD). Luego, se dirigió a los musulmanes que estaban presentes y dijo: “¿Acaso no es más apropiado debatir con los oponentes basándose en los argumentos aceptados en sus religiones?”

    Todos respondieron que sí. Entonces el Imam (P) continuó:

    “Sabed que después del Profeta Muhammad (PBD), el Imamato pertenece a quien pueda continuar sus programas. Tal persona debe poder convencer a los cristianos basados en la Biblia, a los judíos basados en la Tora y a los musulmanes basados en el Corán. El Imam (P) debe conocer todos los idiomas y debe tener la habilidad de hablar con cada pueblo en su propio idioma. Además de todos estos rasgos, el Imam (P) debe ser el más piadoso y debe ser puro de cualquier error y defecto. También, debe ser justo, prudente, amable, cariñoso, honesto, simpático, digno de confianza e ingenioso.”

    El Imam Rida (P) logró convencer a los diferentes grupos de la gente de Basora y no les dejó ninguna excusa para rechazar la verdad. De esta manera, cumplió su tarea con respecto a la preservación del Islam.

    Conclusión; la conducta científica del Imam Rida (P) y las lecciones que podemos aprender del mismo

    1- En primer lugar, hay que afirmar que los debates científicos del Imam (P) con los seguidores de otras religiones circulaban en su mayor parte alrededor del tema del Monoteísmo y la Profecía. Entre otros temas discutidos en estas reuniones se encuentran los siguientes:

    La negación de la creencia en la Trinidad y la divinidad del Profeta Jesús (P);
    Las narraciones mencionadas en la Tora acerca del Profeta Muhammad (PBD) las cuales se refieren a él con el nombre siríaco “Paraclito”.
    La importancia de la Justicia.
    La unicidad de Dios (en contra de la creencia en el Dualismo en la religión de los Zoroástricos).
    La voluntad de Dios y Su conocimiento.
    Los atributos de los actos de Dios.

    2- Los debates del Imam Rida (P) no son solo una cuestión histórica que pertenecía a un período limitado de tiempo; sino que se pueden aplicar como un ejemplo en cualquier tiempo y época para saber cómo defender la grandeza y la dignidad del Islam.

    3- A pesar de que en aquel entonces, no había ningún medio de comunicación como los del mundo de hoy, el Imam Rida (P) utilizó aquellas reuniones científicas como un medio para comunicarse con la gente y hacer llegar sus mensajes al púbico. Ya que las noticias de aquellas reuniones se difundieron rápidamente en todas partes del país. De esta manera, el Imam (P) no solo contrarrestó las propagandas de Ma’mun contra el Imamato; sino que también salvó a la Comunidad Musulmana del extravío que amenazaba su cultura y su pensamiento.

    4- La lógica del Islam es tan fuerte que no tiene ningún miedo de los argumentos y dudas planteadas por los seguidores de otras religiones. Es por lo tanto; que vemos que en la historia del Islam se ha dado bastante oportunidad a los oponentes para que presentasen sus dudas acerca del Islam y recibiesen las respuestas correspondientes. Incluso, aquellos que no tuvieron ninguna creencia en Dios pudieron discutir abiertamente acerca del Islam.

    5- Es necesario para los Eruditos Musulmanes conocer los principios y opiniones de todas las religiones y Escuelas de Pensamiento para que puedan conversar con ellos basándose en sus principios y creencias; pudiendo así demostrar la superioridad del Islam a través de argumentos aceptables.

    6- Entre los Eruditos Musulmanes deben haber algunas personas que dominen diferentes idiomas del mundo para que puedan conversar directamente con otros pueblos en sus propios idiomas, sin que necesiten algún intérprete o intermediador; ya que es posible que una idea se cambie o se falsifique durante el proceso de la traducción.

    7- Los Sabios Islámicos deben beneficiarse de los medios de comunicación de la mejor manera para que puedan hacer llegar el mensaje del Islam y las enseñanzas del Corán a todo del mundo de hoy.
    Para más información acerca de este tema, nos gustaría proponerle a los lectores que lean el libro “Los debates históricos del Imam Rida (P)” escrito por el Ayatolá Makarem Shirazi.

    [1] Traducción de la aleya 26 de la Sura 14

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.