• Lo más nuevo

    Prohibición del burkini: medida machista europea

    Prohibición del burkini en Francia choca con derechos de la mujer

    La prohibición del bañador islámico, burkini, en 30 ciudades de Francia, ha desatado un debate sobre los derechos de la mujer y el secularismo.

    El burkini es el traje de baño que utilizan las mujeres musulmanas. Ha hecho estallar una gran polémica en Francia.

    Alcaldes de decenas de ciudades galas prohibieron su utilización. Lo hacen en momentos en que la islamofobia se ha disparado en Francia tras varios atentados perpetrados por el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

    Imágenes de la policía francesa deteniendo a las mujeres que llevaban este atuendo, se ha hecho virales en las redes sociales.

    La polémica traspasó las fronteras de Francia y generó reacciones internacionales. Sadiq Jan, el primer alcalde musulmán de Londres, de visita oficial en París criticó duramente la prohibición.

    En la capital británica, las mujeres musulmanas y no musulmanas tomaron la iniciativa para denunciar la prohibición de burkini en Francia con una protesta simbólica. Llevaron arena frente a la embajada francesa en Londres. Unas llevando burkini y otras llevando bañadores normales, realizaron una fiesta para mostrar que la convivencia es posible.

    Sin embargo, el primer ministro francés, Manuel Valls, volvió a defender la prohibición. Dijo que el burkini viola la ley de secularismo en Francia.

    No todos en su gabinete están de acuerdo. Su ministra de Educación, Najat Vallaud-Belkacem, aseguró que está contra del burkini. Sin embargo, advirtió que las detenciones echan leña al fuego de la división.

    Ahora Alemania prohibirá el burka, ¡¿por seguridad!?

    El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, ha pedido la prohibición parcial del burka, arguyendo razones de seguridad.

    "Estamos de acuerdo en rechazar el burka, estamos de acuerdo en que queremos también introducir legalmente la obligación de mostrar el rostro allí donde sea necesario para nuestra sociedad: al volante, en los procesos administrativos (...) en las escuelas y las universidades, en los servicios públicos, ante los tribunales", ha precisado De Maiziere en declaraciones a la cadena de televisión ZDF.

    El político germano, que hablaba este viernes tras una reunión con sus homólogos conservadores de los gobiernos regionales, alegó que un velo entero no es compatible con "una sociedad cosmopolita".

    "Estamos de acuerdo en rechazar el burka, estamos de acuerdo en que queremos también introducir legalmente la obligación de mostrar el rostro allí donde sea necesario para nuestra sociedad: al volante, en los procesos administrativos (...) en las escuelas y las universidades, en los servicios públicos, ante los tribunales", ha precisado el ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere.

    "Debemos mostrar nuestros rostros los unos a los otros y esta es la razón por la cual concordamos en rechazar esto. Ahora la cuestión es cómo lo traducimos en una ley", ha precisado el ministro, si bien, ha reconocido que una prohibición parcial tendrá más ventaja de ser aprobada, que una total, defendida por los sectores más duros del partido de la canciller Angela Merkel, la Unión Demócrata Cristiana.

    El jueves, el ministro del Interior dio por descartada una prohibición total del burka a escala nacional y recordó que aunque en la sociedad alemana hay que ir a cara descubierta, “estoy en contra de una prohibición del velo integral porque parto de la base de que el Tribunal Constitucional la derogaría”.

    La iniciativa forma parte de una serie de propuestas que presentó la semana pasada De Maiziere, ante la alarma generada en el país por los atentados cometidos en julio en el estado de Baviera por varios individuos, entre los que algunos se habían declarado seguidores del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

    Atentados terroristas registrados en los últimos meses en Alemania, y varios otros Estados occidentales, incluidos Francia, Bélgica y EE.UU., aunque condenados y rechazados por el mundo musulmán, han desatado la islamofobia y la discriminación hacia esta minoría religiosa en el Occidente.

    Mientras en EE.UU., el aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, llama a prohibir la entrada de musulmanes al país, en este lado del Atlántico, el Islam está bajo el fuego de asaltos diarios a mezquitas y a musulmanes cometidos por grupos racistas, así como por la aprobación de leyes que buscan restringir cada vez más los derechos de los seguidores de esta religión divina.

    Prohibición del burkini: medida machista europea

    Fuente: HispanTV

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.