• Lo más nuevo

    Informe de la reunión de derechos humanos islámicos

    El Día de los Derechos Humanos Islámicos y la Dignidad Humana es una oportunidad beneficiosa que cada año causo plantear las ideas y formas usuarias para ejercer los principios de derechos humanos en el mundo del Islam.

    Cada año las organizaciones estatales, entidades civiles y organizaciones populares de la República Islámica de Irán, en la víspera de este día, celebran seminarios y diferentes reuniones en las que estudian los planes, ideas y las experiencias y diferentes políticas para la ejecución de los derechos humanos.
    El 14 de Mordad en el calendario persa, que coincide este año con el 4 de agosto,  ha sido denominado el “Día de los Derechos Humanos Islámicos y la Dignidad Humana” en recuerdo al día que se adoptó la Declaración de los Derechos Humanos en el Islam, en El Cairo en 1990.

    Después de tiempo bajo la presión de la comunidad mundial y la vasta propaganda a favor de los derechos humanos fue aceptada dicha declaración en el mundo. Los principios y normas de los documentos de derechos humanos, entre ellos la Declaración Universal, son compatibles con la naturaleza humana, por ende, son compatibles con el espíritu del Islam, pero algunos principios se basan en reglas seculares y no divinas y, este caso, existe una amplia diferencia. Es por eso que un grupo de eruditos islámicos redactó un documento independiente que resuelva el vacío existente en la Declaración Universal de los DDHH y otros documentos de esta índole. El resultado de este movimiento conjunto de los países islámicos fue la aprobación de la Declaración de los Derechos Humanos Islámicos, también conocida como Declaración de El Cairo. Este documento fue adoptado en la XIX cumbre de ministros de Asuntos Exteriores de la Organización de la Conferencia Islámica celebrada en la capital de Egipto, El Cairo, del 21 de julio al 5 de agosto de 1990.

    La Declaración de los Derechos Humanos Islámicos que fue el preludio de los países islámicos para seguir las ideas puras del Islam y, en el margen de los derechos humanos y la dignidad humana, determinar políticas de colaboración para valorar los derechos humanos desde la mirada de la religión islámica.
    El Día de los Derechos Humanos Islámicos y la Dignidad Humana es una oportunidad beneficiosa que cada año causo plantear las ideas y formas usuarias para ejercer los principios de derechos humanos en el mundo del Islam.  Cada año las organizaciones estatales, entidades civiles y organizaciones populares de la República Islámica de Irán, en la víspera de este día, celebran seminarios y diferentes reuniones en las que estudian los planes, ideas y las experiencias y diferentes políticas para la ejecución de los derechos humanos.

    En una reunión de ONG iraníes bajo los auspicios del Instituto para la Protección de los Derechos de la Mujer, con la presencia del vicepresidente del Poder Judicial y una serie de los expertos y activistas de derechos humanos, se evaluaron las bases teóricas y de pensamiento de los derechos humanos desde el punto de vista del Islam y su comparación con la mirada del Occidente. Sobre este asunto hablaremos a continuación. 

    La religión es una base importante y primaria de los derechos humanos islámicos. El propósito de la orientación religiosa es dirigir al ser humano hacia la perfección. Ahora, ¿las personas por sí solas pueden llegar a la perfección? Ciertamente no, es decir, solo Dios omnipotente, sabe todas las necesidades, capacidades y poderes de sus criaturas y orienta al hombre a alcanzar la perfección. Ese es un asunto importante en las sociedades modernas.  Otro se refiere a ¿Cuál es el derecho de Dios hacia el hombre? Adorar a Dios, misericordioso, es un deber del hombre hacia su Creador.

    De acuerdo con los derechos humanos islámicos, cada derecho necesita un deber y cada deber necesita un derecho, pero hay una diferencia. Cuando hablamos de derechos, el derecho debe ser proporcionado al propietario reivindique su derecho o no, pero en la discusión de deber en los derechos humanos islámicos necesariamente no es así. El deber tiene que realizarse. Por ejemplo si se disfruta del derecho de la libertad de expresión se tiene deberes que respetar a favor de la comunidad, como normas, órdenes  públicas y las líneas rojas y limitaciones de las libertades de los demás. Cuando aprovecha de este derecho ciertamente hay que realizar el deber.

    La segunda base en los derechos humanos islámicos, es la dignidad humana. La dignidad humana, que se ha enfatizado en el sagrado Corán, tiene una serie de detalles importantes. En el derecho humano  islámico,  este lugar es muy elevado. El ser humano es una criatura seleccionada por Dios como su sucesor en la Tierra, entonces, tiene naturaleza primordial de Dios, es independiente, es la fidelidad de Dios,  está familiarizado con el bien y el mal, es posible que alcance la perfección, tienen la capacidad científica y práctica, disfruta de dignidad humana y es responsable ante su Señor. Ese es  el carácter que el sagrado Corán ha considerado para el ser humano. Con tal idea suprema y lugar elevado, que Dios considera para sus creyentes se puede entender la diferencia de esta escuela islámica, que es una escuela humana completa, respecto al pensamiento occidental.

    La tercera se basa en los principios islámicos de los derechos humanos, en que los derechos son naturales o innatos. En los derechos humanos occidentales también  los derechos son naturales y lo consideran una base importante, pero es diferente con los derechos humanos islámicos. De acuerdo con el punto de vista del Islam,  Dios ha otorgado derechos naturales e innatos a los hombres como una herramienta que prepara el terreno para llegar a la perfección y prosperidad. Es decir cada derecho que Dios ha otorgado a sus creyentes ayuda a preparar el terreno para llegar a perfección ideal y espiritualidad. Eso también es otra diferencia.

    El derecho a la vida es uno de los más importantes y primarios derechos de toda persona y que el Islam ha atendido mucho. En el sistema de los derechos humanos occidentales, el derecho a la vida es un derecho absoluto para las personas y  nadie puede quitárselo, pero en la idea de los derechos humanos islámicos, el derecho a la vida lo otorga Dios a los hombres de forma incondicional a las condiciones que Dios ha determinado. Entonces, la ley del talión en esta definición, ¿es contraria a la dignidad humana? Cuando se habla de la ley del talión también hay que hablar de sacrificio, amnistía y perdón. La filosofía del talión es también una filosofía de disuasiva. Una de estas diferencias entre ambos  sistemas legales, es decir el occidental y el islámico, es en el sistema de los castigos.

    Otro punto es que, en el derecho humano occidental, el derecho a la vida completamente encuentra solo un significado material, pero en el Islam el derecho a la vida tiene dimensiones materiales y espirituales. En el sagrado Corán, los infieles han sido comparados con revelaciones divinas de los bajos fondos sin vida. Pues el derecho a la vida en el sistema de los derechos humanos islámicos tiene un aspecto material y espiritual.  ¿Alguien puede quitar la vida de los demás? No, no es así. Quitar la vida solo puede ejercerlo el gobierno islámico según las leyes y se basa en las reglas que cualquier persona no puede quitar la vida de otra.  Por lo tanto, la disuasión evita la venganza. De acuerdo con la religión del Islam, cuando una persona mata a alguien es como si hubiera matado a toda la humanidad, ese significado que da el Islam a la vida muestra el elevado lugar para el derecho a la vida de las personas.

    La determinación y el planteamiento del sistema de derechos humanos en el Occidente solo abarca el marco de la vida de este mundo e ignora y desatiende el otro mundo; mientras que, según la mirada del Islam, el sistema de derechos humanos no se limita en los deseos e inclinaciones de la persona en este mundo sino que es un compuesto de este mundo y del más allá, e incluso para el Islam, este mundo es una herramienta para el otro mundo.

    El derecho a la libertad es otra base de los derechos humanos islámicos y también de los derechos humanos occidentales, pero la visión de estos dos sistemas es diferente respecto a este asunto. Por ejemplo, la comunidad iraní después de la Revolución Islámica, reiteradas veces ha experimentado diferentes episodios terroristas y desafíos políticos y militares pero nunca ha quitado las libertades de la comunidad mientras que los países de Occidente, con el pretexto de sucesos terroristas en sus comunidades, decreta diversas restricciones como el estado de alerta y cancela la viabilidad de los derechos humanos.
    La igualdad se ha mencionado y atendido mucho en el sagrado Corán y la Constitución, que se centra en la forma especializada para los hombres y las mujeres, ya sean físicos o por las responsabilidades y las muchas diferencias que tienen ambos, pero esto en los derechos humanos occidentales se ha ignorado este asunto.
    Por otro lado el  derecho de  la propiedad en el sistema occidental es absoluto y el hombre es propietario de todos pero en la idea islámica que el dueño real de todo el mundo es Dios y si se ha definido una propiedad para el hombre se la ha otorgado su Señor y solo es una herramienta para orientarle hacia la felicidad y perfección. 

    En el sistema de los derechos humanos occidentales no se da mucha importancia al caso de la familia pero en los derechos humanos islámicos la familia es la base de la legislación y de la definición del derecho y eso muestra que, contrario al punto de vista del Occidente sobre este asunto, los derechos humanos islámicos no tienen una visión individualista.

    Gharib Abadi, director adjunto del Consejo de Derechos Humanos del Poder Judicial de la República Islámica de Irán en esta reunión dijo: “los dos puntos más destacados en el sistema de los derechos humanos islámicos y que no existen en el sistema de los derechos humanos occidentales es la creación de un ámbito puro y espiritual en la comunidad islámica que no se ve en el Occidente. El occidente no tiene tal preocupación. El otro hace hincapié en el imperante papel de la familia como un factor eficaz en la comunidad islámica, mientras que en el sistema de derechos humanos occidentales la familia no tienen lugar ni valor”.

    Al final de su discurso dijo: “Si somos capaces de convencer a los occidentales a adoptar una verdadera mirada sobre los derechos humanos, se resolverán muchos de malentendidos, y para ello es necesario aceptar la variedad cultural y diferentes valores reinantes en la sociedad como uno de los desafíos de los derechos humanos, porque los occidentales creen que los derechos humanos son globales. El uso político de los derechos humanos y las políticas dualistas y discriminatorias son otros desafíos que enfrentan los derechos humanos. 

    Somos testigos en Baréin, Irak, Yemen y  Siria de ejemplos en este terreno. Las medidas criminales y contra los derechos humanos de Arabia Saudí y el silencio de los países occidentales cuando el secretario general de las Naciones Unidas retiró el nombre de Arabia Saudí de la lista de los violadores de los derechos de los niños también es otro ejemplo.

    Fuente: IRIB

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.