• Lo más nuevo

    Estado chileno ha gastado 565 millones de dolares en subsidiar a empresas forestales

    Por: Camila Escanilla

    Los incentivos del Estado a la inversión privada suman, desde 1974 a 2014, un total de 565 millones de dólares, según el Informe de la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, sobre el estado de los bosques del mundo.

    Este hecho ha sido posible en Chile gracias a Decreto Ley número 701 de Fomento Forestal, el cual nace el año 1974, bajo dictadura, impulsado por Fernando Leniz como ministro de Economía e implementado por Julio Ponce Lerou, como director de la Corporación de Fomento a la Producción (Corfo). En este decreto se establecía  un sistema de bonificación de un 75% a las plantaciones forestales, las que prioritariamente fueron especies de pino y eucaliptus.

    Los bosques en Chile cubren aproximadamente el 24 % de la superficie total, y en los últimos 40 años las plantaciones forestales se han vuelto un importante recurso para el país, llegando a ser parte constituyente de la base de la industria de exportación. Para 2013, la contribución del sector forestal y las industrias conexas al PIB fue del 2,7 %, 4.700 millones de dólares en las exportaciones de productos forestales.

    La mayor parte de la inversión en la actividad forestal procede del sector privado, que ha invertido alrededor de 600 millones de dólares en forestación y 11.700 millones en la elaboración de madera desde 1990. Los incentivos del Estado, que suman un total de 565 millones de dólares de 1974 a 2014, ayudaron a impulsar esta inversión privada y se basaron en el reconocimiento de los beneficios ambientales de los bosques.

    Escándalo del Papel Tissue

    A fines de 2015, ocurre el estallido público de la “Colusión del Confort”, donde el holding empresarial CMPC del grupo Matte fue una de las grandes empresas coludidas. La Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), holding empresarial forestal y papelero controlado por la Familia Matte, fundado en 1920. La empresa es la segunda dueña de plantaciones forestales en Chile y su principal producto es la elaboración de celulosa. Posee un 13% del total de las hectáreas explotadas y por concepto de exportaciones genera alrededor de 1.925 millones de dólares al año.

    A partir de 2025, se prevé que las plantaciones produzcan unos 50 millones de metros cúbicos de madera al año, considerando como los principales productos de exportación la pasta y el papel, la madera aserrada, los tablones y las astillas de madera.

    Es preciso puntualizar que las condiciones que generó el Estado a través del D.L. N° 701, favorecieron el enriquecimiento de determinados grupos económicos, según voces del mundo ambiental y ciudadano se vuelve necesario revisar la forma en que los organismos públicos asignan recursos vía bonificaciones y fiscalizan a las empresas.

    Nueva Política de Fomento Forestal

    Hoy se encuentra en tramitación la revalidación del D.L N° 701, sin embargo lo que demandan desde el mundo civil y ambiental es la creación de un Servicio Nacional Forestal. CONAF (Corporación Nacional Forestal) quién realizaba dicha labor, fue cuestionada en el año 2008 por el Tribunal Constitucional, por ser una corporación de derecho privado que se financia con fondos público, lo cual impide que pueda administrar nuevas leyes, lo que en definitiva se traduce en una enorme dificultad para poder implementar nuevas normativas, como una nueva Ley de Fomento Forestal, para plantaciones de especies nativas, o una ley de prevención y combate de incendios forestales, entre otras.

    Fuente: Biodiversidad

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.