• Lo más nuevo

    Ayatulá Sistani envía ayuda humanitaria a 8 mil familias iraquíes sunnitas

    «Ayatulá Sayed Alí al-Sistani», que anteriormente ya ha emitido muchas fatwas (decretos supremos religiosos) en las que prohibe la práctica de actos sectarios que han desgarrado el país, ahora ha enviado sumistros de alimentos básicos y medicinas a 8.000 familias suníes en la gobernación de Salahuddin, en Iraq.
     
    La máxima autoridad religiosa musulmana shiíta iraquí, «Ayatulá Sayed Alí al-Sistani», que anteriormente ya ha emitido muchas fatwas (decretos supremos religiosos) en las que prohibe la práctica de actos sectarios que han desgarrado el país por ya muchos años, ahora ha enviado sumistros de alimentos básicos y medicinas a 8.000 familias suníes en la gobernación de Salahuddin, en Iraq.

    La región es predominantemente suní y se declaró una región semi-autónoma en 2011. También es la provincia natal del ex dictador Saddam Hussein y es el sitio que alberga el  noble mausoleo de los 10º y 11º Imames shiítas, conocido como el santuario al-Askari.

    Éste también ha sido un terreno fértil para los terroristas del Daesh desde que la banda terrorista capturó grandes extensiones de territorio en el norte en 2014. Tikrit y Baiyi han sido liberados por el ejército iraquí y las fuerzas nacionales, pero las ciudades siguen en gran medida afectadas por la guerra. Actualmente está mantenida en gran medida por las fuerzas de gobierno.

    La naturalaleza mayoritariamente suní de la gobernación no ha detenido al Ayatulá Sistaní de extender una mano a sus necesitados residentes. Si la entrega de ayuda humanitaria a 8.000 familias suníes en un país agitado por la violencia no resuena como una postura anti-sectaria de Sistani, ¿entonces qué lo hará?

    El sectarismo y el racismo han sido las principales herramientas en las manos de las potencias extranjeras que interfieren en Irán y en los asuntos de otros Estados de la región. Una agenda oculta es mantenida siempre en sus bolsillos, pero casi siempre es implementada a través de la ayuda del sectarimos, semillas que ellos plantan para hacer germinar el odio, la violencia y las divisiones para que así ellos puedan cosechar sus intereses. Sin embargo, con figuras influyentes como Sistani instando a trabajar hacia la unidad muchos esperan que tales complots para dividir aún más a Iraq fracasen rotundamente.

    Fuente: IRIB

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.