• Lo más nuevo

    Grupo sionista quiere reabrir demanda contra Cristina Fernández

    La expresidenta Cristina Fernández
    La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), brazo político de la comunidad judía en el país, insistirá en reabrir la anulada denuncia por encubrimiento que presentó el finado fiscal Alberto Nisman contra Cristina Fernández.

    El diario Página 12 señaló el martes que el secretario general de la DAIA, le confirmó que el lunes próximo presentarán una demanda ante el juez Daniel Rafecas como querellante, mientras el fiscal Germán Moldes, como parte de la maniobra, solicitará la reapertura de una causa que fue anulada por falta de pruebas.

    En una acción que amplía la persecución política contra la exdignataria, la organización judía quiere querellar en un expediente que Rafecas y la Cámara Federal invalidaron al considerar que no hay delito, por lo tanto no puede haber parte damnificada, señala la publicación.

    La DAIA en connivencia con un sector del Poder Judicial que responde a la clase política hoy en el poder pusieron en marcha durante el fin de semana una operación mediática para instalar la idea de que se reabrirá la causa por la denuncia que hizo Nisman pocos días antes de morir en enero de 2015, advierte Página 12.

    El fiscal Moldes, notorio opositor a Cristina Fernández, se presentará ante la Sala I de la Cámara Federal para pedir que revea su fallo del año pasado en el que convalidó la decisión de Rafecas de archivar el expediente.

    El fallecido fiscal Nisman acusó a Cristina Fernández y al entonces canciller Héctor Timerman de encubrir a los iraníes imputados de presuntamente participar en el atentado de 1994 contra la asociación judía AMIA mediante la firma del Memorandum de Entendimiento.

    Esa acta de principio de 2013 fue concebida, precisamente, para facilitar que jueces argentinos bajo observación legal internacional pudieran indagar a los supuestos sospechosos, a lo cual accedió entonces el ejecutivo iraní, pero nunca fue ratificada por el parlamento persa.

    Página 12 acota que Nisman, como en anteriores oportunidades, actuó en sintonía con los servicios de inteligencia norteamericanos e israelíes, cuyo objetivo fundamental era mantener como acusado al estado de Irán, de ahí el rechazo al Memorando.

    En diciembre de 2015, alguien convenció a Nisman de que lo iban a echar de la fiscalía y por eso, en plena feria judicial, presentó la denuncia como una especie de defensa ante ese plan de despedirlo, que nunca existió. Volvió de Europa y entregó un escrito a medio terminar, sin el aporte de las pruebas, recuerda el diario.

    Fuente: Prensa Latina

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.