• Lo más nuevo

    Disidente bareiní muere producto de torturas del régimen

    Un disidente político en Bahréin ha muerto como consecuencia de las lesiones sufridas bajo tortura, mientras se encontraba en régimen de custodia policial.

    Hassan Hayki falleció en el Complejo Médico Salmaniya en la capital Manama, el domingo por la mañana hora local.

    La familia Hayki atribuyó su muerte a las graves torturas a las que fue sometido durante las investigaciones criminales en los últimos 20 días, lo que lo había dejado incapaz de hablar y moverse, según informó la cadena en idioma árabe Lualua.

    Ellos dijeron que las fuerzas del régimen bahreiní habían encadenado a su hijo por sus manos durante cinco días, y golpeado en la cabeza y genitales durante la detención.

    La familia de Hayki dijeron que se enteraron de diversas formas de torturas que él había sufrido tras su primer encuentro con él en prisión.

    Los funcionarios del ministerio del Interior de Bahréin, sin embargo, han afirmado que él murió de 'causas naturales'.

    El fallecido disidente político había sido llevado a la oficina del Fiscal público varias veces para firmar confesiones. Él no era capaz de hablar debido a la fatiga la primera vez, y se negó a firmar lo que se le había ofrecido la vez siguiente.

    La familia de Hayki dijo que su hijo no sufría ninguna enfermedad o problemas de salud antes de su detención.

    Bahréin mantiene la condena de prisión para clérigo shiíta

    La muerte por tortura bajo custodia de Hayki es parte de la represión en curso sobre la disidencia política de Bahréin.


    Una corte de apelaciones, por su parte, ha confirmado la pena de prisión del alto clérigo shiíta Sheij Muhammad al-Mansi, quien fuese un líder del ahora disuelto Consejo de Sabios Musulmanes.

    Las fuerzas de seguridad bahreiníes arrestaron al prominente clérigo a mediados de abril bajo el pretexto de celebrar oraciones sin permiso legal del régimen de Al-Jalifa.

    El Sheij Mansi es conocido por sus esfuerzos para dar seguimiento a la cuestión de la destrucción y profanación de 43 mezquitas shiítas por las fuerzas de represión del régimen de Manama.

    Otros clérigos shiítas están también en la cárcel o están siendo juzgados similarmente por cargos fabricados.

    Desde el 14 de febrero de 2011, miles de manifestantes contra el régimen han llevado a cabo numerosas manifestaciones sobre una base casi diaria, pidiendo a los gobernantes de la Dinastía al-Jalifa abandonar el poder.

    En marzo de ese año, las tropas militares de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos  -igualmente regimenes árabes represivos- fueron desplegados en el país para asistir a Manama en su brutal represión de las protestas pro democracia.

    Fuente: ABNA

    No hay comentarios.

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.